Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/215716

Indiferencia estatal ante los cortes de la ruta 3

GENERAL SAN MARTÍN (Agencia) Movimientos sociales aborígenes de la zona de Pampa del Indio comenzaron con los cortes de la ruta 3 en el presente año. De un tiempo a esta parte la gente está saturada y saciada por tal situación ante la desatención, negligencia, indiferencia y desidia del gobierno provincial. No faltan aquellos que acusan al Estado de cómplice de tal delito.

La interrupción al tránsito vehicular afecta a una amplia región donde el castigo y el mayor azote de esta situación; en la actualidad un auténtico flagelo; lo padece la comunidad de Pampa del Indio. En el 2021 los cortes llegaron a un extremo que puso en peligro la vida de personas que se trasladaban a centros de salud de General San Martín. Se rechaza que los piqueteros sean dueños y señores de la ruta.

Movimientos sociales iniciaron el período 2022 de cortes de la ruta 3 en la zona de Pampa del Indio.

PROBLEMA DE VIEJA DATA

Los perjudicados insisten que sin entrar a juzgar los motivos que generan ese delito es un método equivocado porque se imposibilita a mucha gente a ejercer el derecho constitucional de transitar con libertad y garantía por las rutas y caminos de todas las jurisdicciones.

Los cortes de la ruta 3 reclamando cosas al gobierno provincial se constituyen en un problema de vieja data y por el cual el Estado no pone en evidencia la mínima voluntad para solucionarlo. En el marco del reinicio de los cortes de la semana anterior hubo quienes expresaron esta re podridos porque se pierden trabajos, tiempo y producción entre otros aspectos. Se renovaron denuncias a la policía, a la justicia y al mismo gobierno porque el bloqueo de la ruta se realiza con la más absoluta impunidad.

RECHAZO GENERALIZADO

Se rechazan enfáticamente los cortes de la ruta 3 porque son piquetes que afectan a la mayoría de las actividades sean comerciales, sociales, económicas, educativas y sanitarias. Se dan situaciones de tensión que en cualquier momento pueden terminar de la peor manera. Atendiendo los más variados testimonios el Estado en sus distintas jurisdicciones y ámbitos debe asegurar la libre circulación y no puede ser observador impávido de esta situación que genera innumerables inconvenientes al quehacer diario de un amplio segmento de la geografía provincial.

El rechazo al bloqueo vial se da sobre la base de no analizar el conflicto que mantiene desde hace tiempo el gobierno provincial con los movimientos sociales. Se solicita garantice el derecho por la libre circulación.