Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/215480

El drama de María Valenzuela y su súplica al odontólogo que la atendió

A raíz de lo que define como una mala praxis odontológica, la actriz no puede comer y sigue bajando de peso; su intento por encontrar al profesional, que ya no vive en el país

María Valenzuela no está pasando un buen momento. A raíz de una supuesta mala praxis, la actriz confesó que sufre dolores crónicos desde hace tres años, lo cual no le permite alimentarse correctamente. Tras revelar que está pesando 35 kilos, la actriz contó que los dolores empezaron luego de que se realizara un tratamiento odontológico.

"Hace tres años se realizó una serie de implantes y tiene un dolor permanente que le impide ingerir alimentos sólidos. El odontólogo se mudó al exterior, por lo cual no hay forma de localizarlo", contó Carlos Monti este miércoles en Nosotros a la mañana. Por su parte, Ariel Wolman hizo referencia a algunos posteos que la actriz viene realizando en sus redes desde diciembre y que llamaron la atención de sus seguidores.

"En el mes de diciembre hizo un posteo pidiéndole a sus seguidores que no hagan más comentarios respecto a su físico. Les dijo que los iba a bloquear porque estaba pasando una situación muy delicada. En febrero surgió el rumor de que estaba deprimida y salió a desmentirlo. Hoy salió a contar lo que le estaba pasando", agregó el periodista mientras presentaba el video que Valenzuela subió a sus redes en las últimas horas.

"Hace tres años inicié un tratamiento con un odontólogo para colocarme implantes. Con el tiempo, me surgió un dolor tan grande que no me permite comer. El odontólogo se llama Manuel, por razones legales no puedo decir su apellido. Manuel no está en Argentina. Mi abogada dice que no puedo hacer nada porque no puedo notificarlo", comenzó la intérprete con una notable angustia.

Su desesperación se hizo evidente cuando la artista le habló directamente al profesional: "Manuel, estoy pesando 35 kilos y en estos tres años ya me internaron varias veces. Manuel, te suplico que des el nombre de tu aseguradora y este infierno se termina. Manuel, yo no me puedo morir ahora porque todavía me quedan cosas que hacer en este planeta. Manuel, te suplico que tengas piedad de mí", dijo con una imagen muy delgada.

Tras volver al piso, Wolman puso al aire la palabra de su abogada, Vanesa Dicataldo, quien explicó más en detalle la situación: "María contrata a un odontólogo para que le haga unos implantes hace tres años y el tratamiento estuvo tan mal hecho que las muelas que le colocó son demasiado grandes y esto hizo que a ella se le complicara poder comer. No puede comer carne, está con un dolor crónico y esto genera angustia y depresión", contó.

"Hoy está padeciendo las consecuencias y lo que se suele hacer es citar al profesional a una mediación y si no hay éxito llevarlo a juicio, pero en este caso es imposible notificarlo. Según lo que se sabe está viviendo fuera de Argentina y no tenemos una dirección para notificarlo. María está muy angustiada porque aparte de su bajo peso, este hombre no se presenta a hacerse cargo de lo que hizo", remató la letrada.

Fuente: lanacion.com.ar