Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214786

Preocupación por quiebre de tallos en soja y algodón

SAENZ PEÑA (Agencia). Los productores agrícolas del norte de país, sobre todo los ubicados en la provincia del Chaco, vienen mostrando su preocupación por la presencia de una importante cantidad de plantas tanto en lotes de soja como de algodón con el tallo roto.

SAENZ PEÑA (Agencia). Los productores agrícolas del norte de país, sobre todo los ubicados en la provincia del Chaco, vienen mostrando su preocupación por la presencia de una importante cantidad de plantas tanto en lotes de soja como de algodón con el tallo roto.

Así se muestran los tallos de sojas, en la zona de Colonia Elisa. Hay coincidencias entre técnicos que se trata de las consecuencias climáticas.

Al respecto, se escucharon diferentes voces tanto de productores como de técnicos, en tanto que recientemente especialistas del INTA Sáenz Peña advirtieron que detectaron "podredumbre carbonosa" tanto en soja como en algodón, según publicó el sitio Agroperfiles. Consideran –mientras analizan los casos—que es posible que una de las causas sean las condiciones climáticas que fueron favorables para el desarrollo de hongos.

El ingeniero y productor agrícola Martín Goujón de Colonia Elisa, mostró plantas de soja que sufrieron rotura de tallo.

"En mi caso yo le atribuyo más a lesiones por temperatura de suelo en estadíos tempranos de la planta", dijo, señalando que "el cuello queda lesionado y cuando la planta tiene más peso se quiebra".

Goujón considera que el cuello de la planta se dañó al principio, quedó lastimado y hoy con la planta más pesada y con vientos, se quiebra.

El quebrado de tallos, lesiones y estrangulamiento de tallos a nivel del suelo. Ya hace tres campañas se viene observando esta sintomatología.

Algunos técnicos dicen que se confunde con plagas, cancros o phytophthora.

En Brasil dicen que se está estudiando si este fenómeno sería causado por factores abióticos como las altas temperaturas y estrés hídrico. Aconsejan tener en cuenta antecesores, sistema de labranza, distancia entre hileras y densidad.