Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214292
EL CAUDALOSO RÍO AVANZA HACIA LAS COSTAS CHAQUEÑAS

El drama del Bermejo en Puerto Lavalle, que alarma a la región

Los eventuales daños que podría ocasionar su desborde son incalculables y afectarían la circulación por el puente Chaco-Formosa.

Una vista aérea de la zona donde golpea el río Bermejo hacia el sector de la ruta nacional 95.

CASTELLI (Agencia). El caudaloso río Bermejo avanza hacia las costas chaqueñas y se convirtió en una amenaza real y concreta, no solamente para los habitantes de la localidad de Puerto Lavalle, sino también para toda la región. Los eventuales daños que podría ocasionar su desborde son incalculables y afectaría la circulación por el puente Chaco-Formosa, como así también el servicio de agua potable del acueducto.

La realidad muestra que las aguas del río ya golpean a escasos diez metros de la ruta nacional 95, que se conecta con el puente interprovincial, lo que mantiene en máxima alerta a los habitantes de la localidad, quienes sostienen que el desborde hacia la ruta es inminente y que no hay manera de frenarlo.

‘El río Bermejo está retomando su cauce histórico que cruza cien metros antes del puente; pero que nadie tuvo en cuenta a la hora de planificar las imponentes obras en el puerto‘, expresó a NORTE un poblador que reside desde hace décadas en el lugar. Si esto sucede, el río se ‘tragaría‘ literalmente la cinta asfáltica de la ruta avanzando hacia la histórica laguna Gloss, dejando hacia un costado el puente interprovincial General Lavalle.

Acciones de contención del río para tratar de evitar que desborde hacia la ruta, mientras por otro lado se trabaja en el ensanchamiento del canal interno.

Pero además de las complicaciones que significarían para los habitantes de la localidad, un eventual desborde hacia la ruta pondría en riesgo el sistema de tuberías del acueducto Lavalle - Castelli que conecta el chupador, ubicado al costado del puente, con la planta potabilizadora instalada cerca de la localidad.

Esta obra es vital para el abastecimiento con agua potable a más de 100.000 habitantes de Castelli, Miraflores, Bermejito y El espinillo. Desde la vecina provincia de Formosa, el intendente de Subteniente Perín, Diego Romero, advirtió hace pocas horas que ‘si el río sigue creciendo, en pocos días ya quedaríamos sin camino‘, en referencia al comportamiento incontrolable que viene teniendo en las costas chaqueñas que podría cortar el paso interprovincial.

Para tener dimensión de la situación, hace un mes el cauce del río pasaba a una distancia de 150 metros de la ruta; mientras que en las últimas horas ya estaba a una distancia de entre diez y quince metros de la cinta asfáltica.

Actualmente las aguas golpean en un frente de más de cien metros de ancho y existe una distancia de quince metros que separa el margen del río de la ruta.

LAS INTERVENCIONES

Esta semana estuvo el gobernador Jorge Milton Capitanich en el lugar observando la situación, y anunció intervenciones inmediatas para tratar de controlar la situación. La principal obra que ya fue construida por Vialidad Provincial y Vialidad Nacional es la apertura de un canal recto para tratar de encauzar las aguas del Bermejo y evitar de esa manera que avance hacia la costa.

En un principio, esta obra no dio resultado por la cantidad de sedimentos que acarrea el río y porque el cauce principal ya se desplazó hacia las costas y se torna difícil modificarlo. El mandatario provincial hizo hincapié en la necesidad de ensanchar y profundizar el canal en lo inmediato mediante la utilización de maquinarias específicas para este tipo de obras.

También en la semana, se observaron máquinas trabajando al costado de la ruta, arrojando escombros como medida paliativa, acciones prácticamente sin sentido debido a la fuerza con la que el río va desbordando las costas.