Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214197

Ayres nuevos en Pampa del Infierno

Pampa del Infierno, ubicada a 249 km de Resistencia, es una de las localidades que tuvo un crecimiento exponencial en los últimos 15 años, de la mano de la agricultura y la ganadería. No hace mucho tiempo un grupo de visionarios decidieron incursionar en el turismo rural y el ecoturismo.

Uno de los prestadores de este servicio, Guillermo Racca; cuenta con un agradable parador compuesto por 10 cabañas, situadas en el acceso oeste de la localidad, a la vera de la ruta nacional 16. NORTE mantuvo un agradable dialogo con su propietario bajo la sombra de la frondosa arboleda.

El predio de "Ayres de Pampa" 

Nuestra localidad ofrece un atractivo turístico de grandes espacios verdes y aire puro para los numerosos visitantes temporales de la ruta nacional 16, entre Sáenz Peña y Taco Pozo. Y continuando  la ruta "turística" Misiones / Salta;  Pampa del Infierno se convierte en el camino  ineludible.

Todas las condiciones están dadas para el ecoturismo y turismo rural, lejos de las urbes y la contaminación ambiental. Libre de smog, solo se debe estar preparado para las altas temperaturas. Observar el espacio con el cielo bañado de estrellas, a veces interrumpidos por el grito de un cacuy lejano.

Guillermo  hombre de Marcos Juárez provincia de Córdoba; cuenta "llegué a la localidad  hace aproximadamente 10 años e inicie esto como una aventura; luego comencé a observar el potencial de la ruta 16, primero pensé en un hotel, luego estime que el visitante temporario, querría un descanso placentero e idee estas cabañas".  Señala "es además ir creciendo a la par del pueblo":

"Esta localidad tiene un  potencial enorme y un abanico de posibilidades grande; y sobre todo en materia de ecoturismo y la ruta Biocenica crea en Pampa del Infierno un punto de partida hacia Impenetrable; pero también acá mismo en el hospedaje ya pueden incursionar en la astrofotografía; disfrutar del espacio verde y sentir otra cultura".

Agua "dulce" de  pozo

"Quería algo diferente e incursione en lo verde, en los espacios abiertos sin contaminación,  y comencé con estas cabañas aprovechando la madera la zona, pero complementando con madera blanda de Misiones" cuenta " así que la construcción es laurel y lapacho".  

Las secas con complejas en nuestra localidad por lo Guillermo ofrece un particular servicio de agua bebible, incolora y agradable extraída de un pozo a de unos considerables metros de profundidad. " el turista puede disfrutar de esta agua, además todo el sistema de agua de las cabañas es agua cosechada de las lluvias":  

"La gente se fue enterando, de a boca en boca, un proceso lento, gente de Brasil que de pronto se comunicaba con un Jujeño y asi fue creciendo esto; ya que es una ruta casi obligada del turismo del noroeste del país, todos pasan por Pampa del Infierno" subraya.

De Pampa del Infierno al Impenetrable Chaqueño

Ciertamente los caminos de tierra, sobre todo la ruta 5, te lleva directamente a Castellí o Miraflores, según se recorra los cortes de cominos vecinos. " la ruta 16, desde nuestra localidad, debe ser el corredor directo al Impenetrable; ya que es mucho más de directo que dar la vuelta por Sáenz Peña ( unos 120 km menos). " apunta " además luego de recorrer cinco km al norte se encuentran ya en pleno Chaco seco, con otro paisaje agreste".

Entre lo exótico y lo autóctono

El espacio verde  se impone en el predio. Cuenta Guillermo "aprecio la flora autóctona, pero también quise darle un toque más exótico y comencé a plantar plantas como el aguaribay, la kiri paulownia, casuarina, y palmeras, entre otras especies no nativas, y a  todas las plantas las mantengo con un sistema de riego por goteo, con el agua de pozo"

"Las cabañas cuentan con una independencia "europeizada" lo llamo; el turista se maneja a sus anchas; tiene pava eléctrica, wi-fi, Smart tv, horno microondas, aire acondicionado y agua de lluvia para las duchas".  Contó. "luego si desean puedan pasear por el predio, apreciando la arboleda; y los numerosos pájaros, relajándose":

Pondera: "el clima es seco pero agradable;  pueden disfrutar el espacio verde, y comer un asadito de cabrito bajo  el cielo del chaco bañado de estrellas, el firmamento se destaca en la noche, ideal para la astrografía".

Diversificar

"En este contexto, la pandemia nos reinventó, nos hizo pensar", confiesa; a lo que continuó: "Somos un rubro muy golpeado, y de allí surgió con más fuerza este proyecto; de  diversificar el espacio verde, aprovechar lo que nos ofrece la ruta y abrirse al abanico de personas que vienen a la localidad, y no solo a los turistas; crecer a la par de ellos".

"Esta localidad es un lugar bellísimo, más allá del sacrificio, cada mañana es apostar por esto; y además la gente tiene que probar nuestra gastronomía casi rustica, pero con tintes inigualables, como los cabritos a la parrilla, torta la parrilla, pepinillos de monte, la chanfaina de cabritos y empanadas de "charqui".

"Tenemos que unirnos mas los prestados de servicio; la localidad nos da una mano enorme, solo faltaría que Turismo de la provincia observe nuestra localidad porque en materia de turismo rural y ecoturismo estamos sumamente preparados", señaló Racca.

Además incitó "las escuelas que quieran pueden visitarnos y recorrer el predio, aprender sobre flora del Chaco y todo lo que aporte a educación y que les sirva las puertas están abiertas, recientemente me visitaron de un colegio técnico y observaron la construcción en su totalidad de una cabaña".

Recordó por último se refirió al recurso más relevante para vivir: "Me abastezco de cosechar agua; por lo que hice  construir las cabañas con techo a "cuatro aguas", e hice colocar  un tanque en una torre de 13 metros y desde allí  entra con la potencia necesaria para las cabañas":

Aprovechando el alcance de NORTE, Guillermo Racca no dejó pasar la oportunidad de invitar a todos los chaqueños a que conozcan este rincón magnífico de la provincia. Los Ayres de Pampa, son un respiro de naturaleza, tranquilidad, conexión total con uno mismo.