Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214133

Venezuela: destacado académico grave por desnutrición, su esposa falleció

Ambos fueron hallados dentro de su departamento en Mérida. Aseguran que el cuadro era estremecedor.

Efectivos de Bomberos brindan las primeras asistencias a Salinas. Su esposa ya estaba sin vida. (Diario De Los Andes)

Se conoció este martes que el pasado domingo, en horas de la mañana, un equipo de los Bomberos de la Universidad de Los Andes acudieron a un llamado de emergencia realizado desde el edificio en Mérida, Venezuela, donde vecinos escucharon pedidos de ‘ayuda‘ provenientes de la residencia del profesor de la ULA, Pedro José Salinas.

El medio venezolano Diario de los Andes señaló que dentro del departamento el cuadro era estremecedor. En el piso se encontraba el cadáver de Isbelia Hernández y muy cerca de ella, sin poderse mover, deshidratado y con desnutrición severa el profesor Salinas.

La noticia corrió como pólvora y ha despertado las alertas entre la comunidad universitaria, sobre la situación que enfrentan quienes dieron su vida a la Universidad de Los Andes, empeorado por la migración de hijos y familiares cercanos.

Bomberos trabajando fuera del departamento de Salinas. (Diario De Los Andes)

El profesor Pedro José Salinas, es ingeniero agrónomo egresado de la Universidad Central de Venezuela, Investigador con Diploma del Imperial College of Science, Technology and Medicine, Univ. of London, 1966, MSc Univ. of London 1966, PhD Univ. of London 1972. Desde 1968 es Profesor de la Universidad de Los Andes.

Actualmente es profesor titular de la Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales y de la Fac. de Medicina. Fue director de la ‘Revista Forestal Venezolana y ‘MedULA, Revista de la Facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes. Miembro de cuatro de las seis Comisiones de la UICN, The World Conservation Union.

Su libro ‘Iniciación Práctica a la Investigación Científica‘ (actualmente agotado) es el texto oficial en la especialidad en la Facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes y es usado en varios países latinoamericanos; recibió el premio ‘Libro Dorado‘ al libro más vendido en la ULA, entre muchos otros logros académicos.

Su esposa, Isbelia Hernández, era bioanalista, abogada y profesora jubilada de la Facultad de Medicina.