Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214052

Corrientes: una mujer murió por el calor y descubrieron que en su casa guardaba otro cuerpo

Junto a ella había un esqueleto que sería de su madre, fallecida hace dos años. La identidad de ambas no está determinada.

Personal policial encontró el cadáver de una mujer que habría fallecido por la intensa ola de calor que abrazó el NEA en los primeros días de enero, colocando a la provincia de Corrientes, como uno de los lugares más calientes del mundo.

Fuentes consultadas señalaron que en el sitio encontraron además un esqueleto de lo que sería una mujer, y se trataría de la madre de la fallecida. "Por el momento no podemos confirmar nada, ya que es un esqueleto seco, que llevaba más de dos años, presumimos que sería la progenitora, teniendo en cuenta que ambas vivían juntas, según los vecinos", afirmaron los informantes.

 Presumiblemente, la fallecida "buscó el cuerpo de la madre que murió hace dos años y se llevó el cadáver a la casa" . Ambas mujeres que vivían solas en ese domicilio eran reacias al contacto con los vecinos y no dejaban que nadie se les acercara.

El hallazgo se registró el viernes en horas de la tarde cuando vecinos denunciaron durante todo el día al 911 sobre un olor nauseabundo que salía de una casa ubicada en la calle Chubut al 1500 de las barrio 300 Viviendas, de la vecina ciudad de Corrientes.

Es así que el personal policial se hizo presente en el lugar y al no lograr que nadie le atienda, forzó la puerta de entrada en presencia de dos testigos, como lo determina la ley, y encontraron a una mujer muerta en avanzado estado de descomposición y a su costado un esqueleto seco que sería también de otra mujer.

La mujer sería de apellido Traversaro, de entre 50 y 60 años, quien tendría esquizofrenia, desconociéndose si estaba medicada. La mujer habría sufrido este trastorno luego de un surmenage porque era muy aplicada en los estudios en la universidad.

El cuerpo tenía un estado bastante avanzado de descomposición, por lo menos diez días de fallecida, pero lo insólito es que ningún vecino se haya percatado antes en una zona de apartamentos.

Con los calores que hubo en la Capital con temperaturas superiores a los 40 grados, el olor era insoportable, señalaron los informantes que ingresaron a la propiedad.

En el domicilio no había aire acondicionado y tampoco se podía ver el suministro eléctrico, por lo que el lugar es inhabitable más en este contexto de alerta por calor. 

Una vez ocurrido el hallazgo, personal de peritajes realizó tareas en el lugar y examinó el cuerpo, no pudiendo determinar ninguna lesión compatible con arma blanca o disparos, etc. El calor habría sido la causa de la muerte de la mujer de apellido Traversaro.

Recién el lunes estarían los resultados de la autopsia, por lo que la identidad de las dos muertas deberá esperar unos días más, ya que si no se puede identificarlas se necesitara un examen de ADN, algo que lleva varias semanas. Los informantes señalaron que por el momento sólo hay testimonios de vecinos pero no hay ningún elemento de peso para determinar la identidad de ambas. Algunos medios habían publicado que se trataba de una pareja, lo que fue descartado, "no sé de dónde sacaron ese dato", dijeron.

El cadáver y el esqueleto fueron trasladados al Instituto Médico Forense, donde se les va a realizar la autopsia y otros análisis para determinar las causales de muerte y especialmente la identidad. 

Por el momento hay más dudas que certezas. La madre -sería el esqueleto- tendría alrededor de 83 años y sería una abogada con buen poder adquisitivo que vivió siempre en el mismo barrio y "nunca se metió con nadie".

"Tenía dos hijos, por lo que faltaría una persona de la familia, quien no dio señales de vida, si nos ceñimos a que la mujer muerta es la hija de la mujer", según los informantes. 

Se trata de uno de los hechos más difíciles de resolver en los últimos tiempos, según la Policía.

La causa está caratulada como "averiguación de causales de muerte". Una carátula de oficio que es provisoria y que se esperan los resultados de la autopsia que son determinantes. También en el lugar se hicieron pruebas de luminol, pero no se conocieron los resultados, los que ya fueron incorporados a la causa. Los peritos trabajaron en el domicilio hasta altas horas de la noche requisando la vivienda de manera total. 

El personal policial intenta localizar a algún familiar de las fallecidas. El sumario policial está a cargo de la Comisaría 7ª por cuestiones de jurisdicción.

Fuente: Norte de Corrientes