Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213502

¿Por qué los neumáticos tenían lados blancos?

Desde hace tiempo dejaron de verse los neumáticos con banda blanca. Hoy son una rareza solo disponible para coleccionistas mientras que algunos audaces los pintan arriesgando la integridad quimica del compuesto con que están construidos.

Cuando recien comenzaron a popularizarse los neumáticos eran blancos por completo. Pero, ¿por qué tenían esa banda blanca los neumáticos en el pasado?

Las "gomas" ya cumplieron los 100 años de existencia y no son más blancas pero antiguamente eran todas asi debido al color natural de la fórmula de caucho utilizada por la industria del neumático de por aquel entonces.

En la década del 50 la banda blanca llego a su máxima expresión con casi 8 centímetros de ancho. A partir de 1955 la línea se hizo cada vez más fina tras alcanzar un máximo de 12 cts.

Este color blanco era más bien «tiza» y para mejorar la apariencia y la adherencia, la industria comenzó a usar óxido de zinc. Desde 1914 la industria comenzó a hacer uso de una sustancia producida por la combustión incompleta de algunos derivados del petróleo llamada negro de carbón o negro de humo. Esta nueva sustancia se descubrió que fortalecía el caucho, algo que mejoraba la durabilidad de unas gomas que, con la formula original, duraban bastante poco.

Aunque parece una publicidad antigua es la presentación de un catálogo de cubiertas con banda blanca de 2019. Una exclusividad para coleccionistas.

Cuando se mezcla con las materias primas, el negro de humo le pasa su color al neumático y cuando se descubrió esta particularidad , una compañía de neumáticos de Chicago llamada Vogue Tire and Rubber Co decidió que utilizar el negro de humo únicamente en la superficie de la banda de rodamiento era un significativo ahorro asi que el resto quedaba blanco.

A pesar de que esta banda blanca era fruto de un ahorro de costos -el negro carbón derivado del petróleo era caro-, el resultado le gustó de la gente de la época y el resto de empresas no tardaron mucho en hacer uso de esta técnica de ahorro con fines meramente estéticos.

En la década de 1920 esta combinación de colores, banda blanca lateral y banda de rodamiento negra se hicieron muy populares, sobre todo en el segmento de lujo, donde se pretendía dotar al modelo de una mayor distinción, algo que se hizo hasta 1934 donde se popularizó gracias en parte a Ford, que las ofrecía de forma opcional en sus modelos -con un sobreprecio de 11.25 dólares-.

Una Firestone Balloon moderna. Una cubierta para coches de colección y restaurados que puede conseguirse a pedido.

Con la escasez de suministro de materias primas producida durante la Segunda Guerra Mundial, la producción de neumáticos de banda blanca fue limitada, pero vieron un resurgimiento real a principios de la década de 1950 cuando alcanzaron su máxima popularidad.

En algunos casos, eran imprescindibles para que un automóvil tuviera el aspecto adecuado y que gustaran a la gente. Por aquellos años los neumáticos de laterales blancos, estos eran envueltos en papel antes de salir de fábrica para evitar que se mancharan.

A partir de ese momento, los neumáticos con bandas blancas se convirtieron en el complemento perfecto de muchos modelos y entre las gomas más populares y destacadas estaba la Firestone Ballooon.

La evolución de los dos blancos también iba de la mano de la evolución de los diseños y del sector. Al principio las franjas blancas tenían un ancho de 127 mm y poco a poco esta superficie fue reduciéndose.

En los 60 los económicos Fiat 600 aún tenían neumáticos con banda blanca pero esta apenas tenia 25 mm de ancho.

En 1955 la media del ancho de la zona blanca era de 72 mm pero poco después esta franja se redujo hasta los 38 mm. A partir de 1962, la mayoría de los fabricantes de automóviles demandaban a sus proveedores detalles blancos de 25 mm o menos.

Algunos modelos de Lincoln, Chevrolet y Cadillac conservaron el aspecto de los lados blancos anchos durante más tiempo y a pesar de que parecía una moda solo «Made in América», lo cierto es que en Europa también fue un suceso.

Aunque los fabricantes de automóviles modernos no ofrecen neumáticos con lados blancos, todavía son fabricadas por compañías como Coker Tire y Vogue Tire que los ofrecen para los propietarios de clásicos y restauradores.