Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213443
Chubut

Captan a una jueza a los besos con un preso condenado por matar a su hijo de 9 meses y a un policía

Cristian "Mai" Bustos fue sentenciado a cadena perpetua por este último hecho ocurrido en 2009. Previo a ello cumplía una pena por la muerte de un pequeño de 9 meses.

Cristian "Mai" Bustos, el preso que fue registrado cuando se besaba con una de las juezas que lo juzgó durante una visita que ella le hizo a la cárcel, fue condenado a 20 años de cárcel por el homicidio de su bebé de 9 meses cometido en 2007 y por el de un policía que intentó detenerlo cuando estaba prófugo en 2009.

LOS ANTECEDENTES DEL PRESO AL CUAL LA JUEZA BESABA

De acuerdo al relevamiento de esos casos oportunamente informados por fuentes judiciales, Bustos fue detenido en 2007 por el crimen de su hijastro Eric y quedó alojado en la comisaría de la localidad chubutense de Corcovado, de donde se fugó poco después.

Cristian Bustos fue condenado a prisión perpetua por el asesinato del bebé, a quien cuidaba junto a la madre biológica del niño. En la autopsia se comprobó que el pequeño de nueve meses tenía la columna vertebral fracturada como si lo hubieran partido al medio.

En 2007, la Cámara del Crimen de Esquel lo declaró penalmente responsable del homicidio calificado por el vínculo.

Si bien la Cámara no tuvo por probado que el niño era efectivamente hijo del imputado, determinaron que el trato dispensado y la posición, además del reconocimiento de Bustos a la víctima, era precisamente de padre a hijo.

Para tomar la decisión de condenarlo a cadena perpetua, los jueces tomaron también como agravante la extrema violencia impartida para producir el resultado de la muerte y el modo en que llevó a cabo el crimen.

Sin embargo, en noviembre del 2020 fue revisada la sentencia, y en junio del año pasado se le redujo la prisión perpetua a una pena de 20 años de prisión por resultar autor penalmente responsable del delito de Homicidio Simple.

ATRINCHERAMIENTO, FUGA Y ASESINATO DE UN POLICÍA

Siguiendo sus pasos, efectivos de la Brigada de Investigaciones de la policía provincial llegaron el 8 de marzo de 2009 hasta la vivienda de la madre del prófugo, también en Corcovado, con una orden de detención.

Pero, el preso y sus hermanos se atrincheraron armados en la vivienda hasta que en un momento salieron y se tirotearon con la policía.

En ese enfrentamiento, fue asesinado el policía Tito Roberts y resultó gravemente herido el oficial Luis Calumir, mientras que uno de los hermanos de Bustos también falleció y otros dos resultaron con heridas de gravedad y fueron detenidos.

"Mai" Bustos volvió a fugarse y logró cruzar a Chile, al tiempo que sus hermanos fueron luego condenados en un juicio por la muerte del policía.

El fugado permaneció prófugo por años hasta ser encontrado en Chile, donde tuvo un enfrentamiento con carabineros, por el que fue juzgado y condenado en el vecino país, donde cumplió su pena, para luego serextraditado a la Argentina.

Una vez en Chubut, Bustos fue condenado a 20 años de prisión por el crimen de su hijo, mientras que en diciembre pasado recibió la pena de prisión perpetua por el homicidio del policía Roberts.

Justamente una de las juezas que integró el tribunal que lo condenó fue Mariel Suárez, con quien se lo vio besándose, compartiendo mates y sacándose selfies en la prisión.

Durante el juicio, dos de las juezas del tribunal, María Laura Martini y María Ximena Miranda Nastovich, lo condenaron a prisión perpetua por mayoría, ya que Suárez votó en disidencia y pidió una pena menor.