Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213346
Ricardo Ambrosig

Columnista

Cuando la tecnología se reinventa y complica

Muchas de las noticias sobre nuevas tendencias delictivas resultan ser falsas o, al menos, exageradas.

De pequeño tamaño, los AirTag pueden colocarse en cualquier parte de un vehículo que se intente rastrear. Muy útil para “marcar” blancos para robar.

La que nos ocupa hoy, sin embargo, tiene bastante elementos como para plantear una duda razonable. Todo indica una tendencia creciente entre ladrones de autos de alta gama a usar los AirTags de Apple para rastrear autos que planean robar más tarde, o personas a quienes quieren seguir sin riesgo de ser vistos. La última historia que ocupó los medios involucra a un hombre de Detroit, EEUU, que dice que encontró uno en su Dodge Charger 2018.

Según Fox 2 Detroit (una cadena que se preocupa por chequear la información que le llega), John Nelson estacionó en Great Lakes Crossing, un centro comercial en Auburn Hills, una pequeña ciudad a unos 50 km al norte de Detroit, y tras unas dos horas de compras se fue a la casa de un amigo. En ese momento recibió una notificación en su teléfono indicándole dónde se encontraba su auto, señal inequívoca de que estaba siendo rastreado por un AirTag.

Los llaveros Apple son el equivalente moderno de aquellos juguetes que sonaban cuando uno aplaudía o silbaba.

De qué se trata

Los AirTags son pequeños dispositivos de rastreo destinados a ayudar a las personas a encontrar objetos que se pierden fácilmente, como las llaves del auto, mediante la aplicación "Find My" de Apple. Sí, es el mismo "gadget" que fue tan popular en los ´80, cuando al aplaudir o silbar emitía un sonido avisando donde estaba. Tampoco se entiende por qué alguien necesitaría de un Iphone para buscar las llaves dentro de su casa mediante un mapa satelital, pero hay artilugios tecnológicos que crean la demanda y, mucho más siendo de Apple, un mundo al que hay que pertenecer para decirle al resto de los mortales lo exclusivo que se es.

Volviendo al Air Tag, la llegada de las nuevas tecnologías de comunicación le dieron una vuelta de tuerca al tema, y en vez de silbar solo hay que consultar el teléfono para ver la ubicación aproximada o hacer sonar el AirTag para encontrar un llavero extraviado. Para ello, utilizan una tecnología llamada de banda ultraancha o UWB, y un chip Apple U1 que activa esta tecnología de búsqueda precisa. 

Un AirTag cuesta alrededor de $ 8000. Un llavero localizador de los que se activan con sonido no llega a los $ 400.

Cómo funciona

El AirTag utiliza Bluetooth para comunicarse con un Iphone que tenga instalada la aplicación "Find My". La tecnología detrás es la "banda ultra ancha" (UWB), que tiene 20 años y cayó en desuso, pero es más confiable y tiene mayor capacidad para traspasar materiales, algo que mejora la cobertura y genera menos interferencias de radio. También es más eficiente energéticamente, lo que la convierte en una tecnología perfecta para dispositivos como los AirTags.

El dispositivo manda una señal por Bluetooth que detectan los dispositivos cercanos de la red Find My. En ese momento, la ubicación se envía a iCloud y se puede ver en un mapa desde la app "Find My". 

La UBW tiene un alcance de 100 m o más, dependiendo de las condiciones, y eso permite que un descuidista ponga un AirTag en un coche, o en un bolso, y dé aviso a sus cómplices para que detecten la señal. 

La noticia de uno de los intentos se rastreo ilegal de un auto estaba ilustrada con la imagen de un AirTag en un conector de un auto.

En caso de robo

En iOS 15.2 Apple agregó una nueva función a la app "Find My" mediante la cual se puede hacer una búsqueda activa de un AirTag o un dispositivo compatible que pemite asegurarse de que los únicos AirTag y objetos cercanos son los "permitidos". Pero todo funciona muy bien sólo con los Iphones más nuevos. Los "viejos" solo acceden a la función básica y los telefonos Android no pueden saber si hay uno de estos artilugios cerca.

En el caso de robo de auto, el AirTag es útil hasta cierto punto y la única manera de encontrarlo sería con ayuda de otros usuarios que pasen cerca del vehículo sin tener una identificación clara cuando el AirTag esté en "modo perdido" (así es,  como el viejo llavero que se encendía al aplaudir o silbar). 

Apple recalca que los AirTags no son dispositivos antirrobo, sino gadgets para localizar objetos que se pierden con facilidad en escenarios específicos, es decir, la casa, la oficina, el gimnasio, etc.