Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213240
En busca de la calidad y rentabilidad

La producción de miel orgánica es un desafío.

SAENZ PEÑA (Agencia).  Los legisladores tanto provinciales como nacionales deberían darle mayor valor el rol de la abeja y establecer leyes de protección, ya que la abeja que es algo muy esencial para el ecosistema, para el medio ambiente, por su gran efecto potenciador, consideran los productores apícolas chaqueños. 

Se podría impulsar una ley que declare que la actividad apícola y la abeja sea un servicio esencial, por todos los efectos multiplicadores, dijo el titular de la Cooperativa de Productores Apicolas –COPAP- Daniel Codutti.

Se podría impulsar una ley que declare que la actividad apícola y la abeja sea un servicio esencial, por todos los efectos multiplicadores, dijo el titular de la Cooperativa de Productores Apicolas –COPAP- Daniel Codutti.

A la vez, mediante la sanción de una ley, que se declare de interés su promoción difusión y consumo de la miel en las escuelas primarias y en todo su contexto,  a su vez que establezca controles internos, a fin detectar adulteraciones del producto.

"Sostenemos también que la apicultura tenga algún tipo de beneficio impositivo, aunque sea algo mínimo para que le sirva inclusive al productor ganadero para que pueda tener más facilidades para dejar entrar a un apicultor en su monte", dijo.

DE LA MANO DE LA GANADERÍA

La apicultura, de la mano de la ganadería, genera ingreso de dólares a la vez que se le deben facilitar acciones para que todo el sector cooperativo de articulada pueda contar con el servicio de conectividad, es decir, internet ya que requiere  de esta posibilidad  para contratar la logística, o ingresar al financiamiento del mercado.

Es importante darle fuerte impulso a las entidades cooperativa para que puedan podrá exportar la miel, y para lo cual se necesitan aun legislación adecuada para evitar trámites interminables.

La legislatura provincial podría legislar acerca de darle mayor apoyo a los organismos de contralor, ante el uso y alcance de productos agroquímicos en zonas donde, de manera específica, se dedican a la producción de miel, donde más allá que ya existen leyes, se debería hacer énfasis en su real cumplimiento, dicen.

Sistema BES: La metalmecánica chaqueña hace punta

SAENZ PEÑA (Agencia). "No nos quedamos quietos, porque siempre hay gente que puede aportar algo para que un producto sea más completo y pueda brindar mejor servicio", dice el ingeniero Juan Pablo Seri, dueño de la empresa metalmecánica Agro Seri de General Pinedo, Chaco.

La firma chaqueña avanza en el mercado argentino con el sistema de control mecánico de malezas denominado BES (Beneficio Económico Sustentable).

Se refiere a la incorporación de una púa que puede ser utilizada en la siembra de pasturas y granos finos, lo cual no es otra cosa que dicho en criollo, Agroseri está convirtiendo al sistema BES (Beneficio Económico Sustentable) en una herramienta multifunción.

"Es el aporte que queremos hacer para los productores, y en ese desafío estamos embarcados", dice el empresario.

La firma chaqueña avanza en el mercado argentino con el sistema de control mecánico de malezas denominado BES (Beneficio Económico Sustentable). La agrometalúrgica radicada en General Pinedo,  trabaja junto a Genovese en el armado de equipos y la comercialización. También adapta el sistema a cinceles usados.

Con esta iniciativa apuntan a mantener el concepto de siembra directa, y se mostró convencido que es necesario apuntar a que los productores no vuelva a una mecanización totalmente convencional.

"Promovemos una remoción mínima del suelo, que es lo que le interesa al productor, dejando más del 95% de cobertura y reduciendo en un 65% el uso de agroquímicos", dice el presidente de la firma chaqueña.

LA INCORPORACION DE UNA PUA

Creado inicialmente para el control mecánico de malezas, el sistema también se puede adaptar para prestaciones adicionales, como la siembra de pasturas.

"Con la incorporación de las sembradoras neumáticas Spin de Yomel, se pueden implantar pasturas o granos finos", explica Juan Pablo Seri.

"A la salida de la cosecha en el invierno, se destruyen las malezas, se afloja el tránsito de poscosecha y se siembran pasturas", agrega. "También se pueden hacer cultivos de servicios para competir con las malezas y llegar con los campos limpios a la próxima siembra", remarca.

EXPERIENCIAS

La aplicación polifuncional del sistema BES ya se está usando en Tartagal (Salta), donde Agroseri llevó el equipo a campos ganaderos para implantar pasturas con la sembradora Spin 800 de Yomel.

Además, la empresa puso en funcionamiento el equipo con la sembradora 200 E en el INTA Las Breñas (Chaco). "El sistema se vuelve cada vez más económico, práctico y versátil, reduciendo el uso de herbicidas", comenta.

Otro beneficio del sistema BES consiste en su contribución a la mejora de la estructura de los suelos. "Cuando arrancamos en 2015 con el sistema, salimos sólo a combatir malezas y seis años después también logramos aflojar mucho los campos, sin llegar al extremo de una remoción", expresa el metalmecánico.