Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213236

Fue víctima de un sátiro, lo denunció en redes y lo tiene acorralado

Una joven ciclista fue golpeada en uno de sus glúteos por un sujeto que iba a moto. Expuso la situación, consiguió videos de seguridad y usuarios de redes lo identificaron. Hubo varios casos similares ¿Se trataría de un acosador serial?

Nuevamente una mujer fue víctima de una conducta misógina y violenta en plena vía pública en Resistencia. No es la primera vez que ocurre un caso similar, aunque en esta oportunidad la víctima estaría muy cerca de poder hacer caer al "sátiro de la moto", un sujeto que a bordo de su vehículo golpea con su mano abierta y fuertemente en los glúteos a jóvenes que se movilizan en bicicleta.

Al exponer lo ocurrido, la víctima mostró las consecuencias del golpe.

La historia tiene como protagonista a Daiana Cabral que el lunes en su perfil de Instagram contó la situación lamentable que tuvo que soportar: "Iba en bici pasando por la avenida Rissione al 300, donde está el puente, cuando un H..d.P… DEGENERADO me pegó en la cola" escribió, agregando otros detalles –como la descripción de la moto y la ropa del agresor- y acompañando la publicación con una foto mostrando como la zona en que fue golpeada quedó enrojecida.

"Lo cuento para que tengan cuidado chicas. Hoy ya no se puede salir en bici tranquila. Estoy bien pero el dolor persiste y el trauma no me lo quita nadie", agregó indignada.

Su denuncia, hasta ese momento solamente pública, encontró eco rápidamente entre sus contactos y a partir de estos no tardó en viralizarse. De Instagram pasó a Facebook y de allí a mensajes de WhatsApp.

Imágenes del sátiro tras el ataque.

Pero Daiana no se quedó quieta. Como sabía que con la descripción no sería suficiente, volvió al lugar del hecho para ver si alguna casa contaba con cámara de seguridad que enfocara el sitio donde fue golpeada. Y si, la halló, pidió las imágenes y el vecino se las compartió. Poco después la joven publicó el video en el que se observa como el hombre en moto extiende su brazo derecho y abre la mano para golpear a la ciclista.

Con la veracidad del hecho fuera de discusión, aún faltaba poder identificar a esta persona, pues al tener el rostro cubierto por la gorra y el barbijo, a simple vista esto se hizo complicado. Entonces Daiana, entre los incontables mensajes de apoyo y solidaridad, además se enteró de otras mujeres que sufrieron hechos similares y también recibió pistas e indicios sobre quién sería el presunto acosador, pues usuarios de las redes comenzaron a notar ciertas características similares con una persona y la motocicleta de la misma.

La joven pidió los videos de una cámara de seguridad de la zona y un vecino se los cedió.

Con esta información que logró recabar, 24 horas después del ataque, la mujer se presentó en el Departamento de Violencia Familiar y de Género de la Policía del Chaco y presentó la denuncia penal en la que volvió a exponer lo ocurrido pero, además, señaló al presunto responsable, identificándolo como Franco C. (NORTE no accedió al escrito, por lo que publica la inicial del apellido), brindando detalles sobre el lugar donde trabaja esta persona, cercana al sitio del hecho, y otras cuestiones de relevancia para la causa que le aportaron allegados al sospechoso.

Al conocerse ayer estas novedades, y al igual que cuando publicó el ataque, la información no tardó en impactar en las redes sociales y el acusado comenzó a ser "escrachado", situación que derivó en que otras mujeres contaran que ellas también sufrieron casos similares, aunque sin determinar si se trataría del mismo autor. En dichos intercambios, una mujer contó que también sufrió un ataque con las mismas características y que logró identificar al autor (otro sujeto) y denunciarlo, aunque se lamentó porque –en su caso- "la policía no hizo nada".

En modo investigadora, Daiana obtuvo pruebas y distintas pistas, tras lo que presentó la denuncia policial.

Ahora habrá que esperar para conocer el desenlace de la causa y saber si efectivamente el sujeto es un acosador serial.