Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213043

Presunto femicida de Sotelo nuevamente internado tras otro intento de suicidio

Maximiliano Quiróz se autolesionó en la comisaría de Makallé. Hoy debía declarar ante el fiscal especial en temática de género.

Maximiliano Quiroz, detenido sospechoso de haber asesinado de múltiples puñaladas en su domicilio a Mariana Soledad Sotelo, hermana de la delegada local del Inadi Nancy Sotelo, tuvo que ser trasladado de urgencia desde su celda en la comisaría de Makallé hasta el Hospital Perrando a raíz de una serie de heridas que se había autoinflingido, en lo que se supone fue un nuevo intento de suicidio.

Frente de la Comisaría de Makallé durante la mañana de este miércoles, cuando se lo encontró a Quiróz lesionado. (Gentileza Edgar Aguirre)

El fiscal en temática de género, Jorge Cáceres Olivera, imputó a Quiroz -de 27 años- por homicidio agravado por el vínculo (femicidio), y esperaba poder tomarle declaración hoy, diligencia que seguramente se verá postergada a raíz de esta nueva situación.

Cabe señalar que al descubrirse el brutal hecho el último lunes, cuando un hermano de la joven Sotelo encontró su cuerpo en su casa de Mendoza al 881 en pleno centro de Resistencia, el acusado también fue hallado con una serie de lesiones cortantes que se había provocado él mismo en un primer intento de suicidio posterior al crimen.

Imputado por el femicidio de Sotelo, Maximiliano Quiróz volvió a autoinflingirse heridas, y fue nuevamente ingresado en el Perrando.

Por las características de la escena (ausencia de elementos que sugirieran la participación de un tercero), los investigadores rápidamente pusieron el foco sobre Quiroz que fue trasladado al Perrando en calidad de detenido.

Sus heridas no eran de mayor gravedad y el martes fue dado de alta, siendo trasladado a la Comisaría de Makallé, donde ayer nuevamente se autolesionó debiendo ser otra vez derivado al hospital central en Resistencia.

En cuanto a la investigación del hecho, el fiscal Olivera tomó desde el mismo día del hecho varias declaraciones testimoniales para encuadrar el caso en un nuevo caso de violencia de género ya que, además de confirmar que Sotelo y Quiroz eran pareja, obtuvo información sobre una ‘discusión que mantuvieron entre el sábado y domingo a la madrugada‘.

El fiscal tampoco dudó en calificar de ‘escalofriante‘ lo ocurrido en dicha vivienda, a raíz de la cantidad de heridas que el presunto femicida le produjo a la víctima.