Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212747
Hipólito Ruiz

Columnista

En el último tramo, el campo debe unir criterios

Este 2021 que se va terminando dejara muchas enseñanzas para el sector agropecuarios del país. Pero no alcanza con saberlo, sino que es prioritario saber si hay voluntad de elaborar estrategias en conjunto, y terminar con los individualismos sectoriales.

Los cepos al maíz y a las carnes, y la persistente presión fiscal, son motivos suficientes para ir buscando hacer estrategias y tal vez el mayor desafío sea persuadir a la sociedad argentina que el campo es el que mayor cantidad de recursos aporta a la economía del país.

El campo moviliza la economía. El algodón, por ejemplo, es una muestra de ello. La cadena genera centenares de puestos de trabajo, genera inversión, y sobre todo hace crecer las economías de los pueblos y ciudades. Y en ese camino va el Chaco con nuevas desmotadoras y algunos proyectos textiles que podrían concretarse en el 2022.

El sector forestal sigue generando miles de puestos de trabajo que ninguna otra actividad lo dá. Sin embargo, poco y nada en consideración se tiene a este aspecto ya que la "onda ecologista" que pregonan desde algunos sectores haya asidero en la justicia, y lo que es peor, tal como se dijera en los medios masivos, el proyecto de Presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo Nacional, asignó apenas el 3% de lo que le correspondería a la Ley de Bosques afectando a las provincias que deben recibir esos recursos para fortalecer los controles sobre los bosques y financiar proyectos de conservación que promuevan la sustentabilidad del uso de los bosques nativos.

EL MAIZ, EL CAMINO QUE CHACO DEBE FORTALECER

Para el asesor privado Mariano González, el maíz en el Chaco viene ganando terreno. "Si bien sus inicios son muy altos (por el tema de la semilla) pero nos brinda estabilidad dado que es el cultivo que más eventos tiene apilados para insectos e herbicidas", dice.

Agrega que solo falta combinarlo de manera más efectiva con ganadería y con la industria, para poder terminar la cadena".

González dice que una semilla de maíz, "es igual al chip de un dispositivo móvil dada a la información con la que cuenta, y el productor cada vez usa más la tecnología y eso se va a traducir en mejores rindes y más hectáreas del cultivo".

Señala que hay dos fechas de siembra para el Chaco que pueden ser de Agosto a Septiembre y de Diciembre a Enero, siendo esta última la más usada, ya que la cosecha llega de Julio a Agosto según su ciclo, aunque para este año se adelanta casi un mes.

UN BUEN ROTADOR DE SIEMBRA DIRECTA

La oportunidad de crecer es enorme, dado que es un excelente rotador en sistemas de Siembra Directa, por lo tanto nos brindara tranquilidad al cultivo que ingresa, afirma.

En la Argentina, la relación Soja - Maíz es de 5 a 1 (5 hectáreas de soja  y 1 de Maíz) mientras que en Brasil es 1 a 1. "O sea que el vecino país está pensando en futuro mientras nosotros nos comemos las reserva y nos sojizamos degradando nuestros suelos", dice.