Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212731

El femicida de Úrsula Bahillo fue condenado a prisión perpetua

El ex policía Matías  Ezequiel Martínez, acusado de matar a la joven rsula Bahillo en  febrero pasado en la localidad bonaerense de Rojas, fue condenado  hoy a prisión perpetua, tras el veredicto del Tribunal Oral  Criminal 1 de Junín.

   La Justicia dio a conocer el veredicto en el juicio a Matías Ezequiel Martínez, quien será sentenciado a cadena perpetua por el delito de femicidio y homicidio doblemente calificado. Se trata del expolicía acusado del femicidio de Úrsula Bahillo, a quien asesinó con 15 puñaladas en febrero del 2021. 

La Justicia definió la condena del ex policía acusado del crimen de Úrsula Bahillo en Rojas.

Tanto la fiscalía como la querella habían reclamado que  Martínez, quien estuvo en pareja con la joven y recibió la  mencionada pena por estar acusado por homicidio doblemente  agravado, tenga la sanción de prisión perpetua.

 El joven llegó detenido al juicio, pues el mismo 8 de febrero  en que se sospecha mató a rsula fue aprehendido y en su defensa,  dijo que la joven de 18 años primero lo agredió a él con un  cuchillo de cocina, y que él para defenderse la atacó. Ella  recibió 15 puñaladas.

   El hecho ocurrió cuando la pareja había roto su relación, luego de que ella lo denunciara reiteradas veces por amenazas y violencia de género. 

Úrsula fue hallada asesinada en unos pastizales de un campo del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de Rojas.

El femicidio 

Úrsula fue hallada asesinada a puñaladas el lunes 8 de febrero último cerca de las 20.30, entre unos pastizales en un campo ubicado a la altura del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, y en ese mismo lugar la policía apresó a Martínez herido.

Úrsula Bahillo

El joven policía de 26 años era la pareja de Úrsula y tenía prohibido acercarse a ella ya que lo había denunciado varias veces por violencia de género. El femicidio fue descubierto tras un alerta al 911 de un tío del imputado, quien refirió que creía que su sobrino había matado a una joven porque le confesó en un llamado que "se había mandado una cagada".

Al llegar al lugar, la Policía encontró a la chica asesinada y al hombre malherido, ya que después del crimen se clavó el arma homicida en el abdomen, adentro de su auto. Martínez intentó escapar a pie por los pastizales, pero fue reducido y quedó detenido.

El acusado permanece detenido en la Unidad Penal 49 de Junín y el pasado 22 de febrero fue condenado por el juez en lo Correccional 1 de esa ciudad, Héctor Alberto Barbera, por los delitos de "lesiones leves agravadas en concurso con amenazas agravadas", en perjuicio de una expareja atacada en 2017. Estos cuatro años de cárcel se unificarán con pena única de reclusión perpetua del ex policía.