Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212544

La mejorada T-Roc 2022

Volkswagen confundió un poco a los usuarios de la marca al presentar casi en simultaneo los modelos T-Cross y T-Roc y mientras el primero deriva del Polo y el Virtus (SUV del Segmento B, chico), la T-Roc es una SUV del Segmento C (compacto), basada en el Golf y la Tiguan.

La VW T-Roc tiene dimensiones más compactas que una Tiguan y una estética más moderna en lo que se llama un crossover, porque mezcla estilos de un hatchback con una SUV.

La nueva generación de la T-Roc de Volkswagen que llegará el año que viene tiene pocos cambios notables en el exterior respecto a la anterior generación. Lo novedoso está dentro.

Una vez aclarado el concepto hay que anunciar que la nueva generación de la T-Roc es presentada como mas teconológica y completa que la primera.

Cuando los alemanes lo diseñaron lo hicieron con la idea de crear un crossover con muchas similitudes a un Volkswagen Golf, sin llegar a convertirse en un SUV al 100% como sí pueden considerarse modelos como el Volkswagen Tiguan en el mismo camino que tomaron el Toyota C-HR o el BMW X2.

El tamaño del baúl no cambia, algo lógico teniendo en cuenta que se trata de una actualización del modelo, no una nueva generación del mismo. Tiene 445 litros de capacidad, un dato que lo posiciona como uno de los mejores de su segmento.

El T-Roc no llegó bien al mercado con fuertes cuestionamientos a su precio superior a un Golf y calidad inferior debido a la elección de materiales para el interior.

Los nuevos paragolpes le dan a la T-Roc 2022 un carácter un poco más fuerte. Los cambios son internos y obedecen a reclamos de los usuarios.

La T-Roc 2022 En esta generación existen varios cambios estéticos propios de una actualización a mitad de ciclo comercial como es el caso. El frente fue rediseñado con un paragolpes es diferente, así como la parrilla, mientras que los grupos ópticos tienen ahora un diseño interior más refinado y moderno.

En algunos modelos se podrá optar, como en los nuevos VW, por una tira lumínica LED que recorre el frontal de lado a lado.

En la parte trasera los cambios se centran también en el paragolpes, con un diseño más estilizado, y en los grupos ópticos, cuya tecnología LED permite mejorar los trazos de los diferentes perfiles de iluminación. Se estrenan también nuevos colores para la carrocería y nuevas llantas de aleación.

En nuestra región no conocemos (y no resultaría práctica) la versión cabrio de la T-Roc un modelo que se sale del molde de lo acostumbrado.

El interior

El interior del T-Roc, tan criticado fue rediseñando prácticamente por completo. Toda la plancha superior del tablero es totalmente diferente, adaptando el esquema de pantalla flotante tan de moda en la actualidad.

A juzgar por las imágenes facilitadas por la marca, la elección de materiales cuenta con componentes algo más refinados, que mejoran la sensación de calidad tanto a nivel visual como a nivel táctil.

El torpedo tiene un aspecto diferente, con salidas de ventilación centrales dispuestas bajo la pantalla del sistema de infoentretenimiento y nuevos mandos para el climatizador que ahora son táctiles, como los del Polo y una nueva oferta de volantes.

Así, existen diferentes molduras decorativas, más elaboradas que antes, mientras que el sistema de climatización adopta los mandos táctiles de otros modelos como el VW Polo. El volante también cambia, adoptando el del Volkswagen Golf o incluso los Volkswagen ID.3 e ID.4, con mandos hápticos en la gama más alta.

A nivel tecnológico los cambios más relevantes estan en la instrumentación, que ahora es totalmente digital en cualquier modelo, y en el sistema de iluminación, que en opción puede equipar el sistema matricial inteligente IQ.Light.

VW decidió que el T-Roc y otros modelos de gama más alta tengan toda la instrumentación digital. En función del nivel de equipamiento, pueden tener una pantalla de 8 o de 9,2 pulgadas.

Además, el T-Roc podrá montar el asistente Travel Assist integrado en el paquete IQ.Drive.

A nivel mecánico, sin embargo, no hay cambios para Europa: tres motores nafteros y dos diésel se presentan como únicas opciones, pudiendo optar por cambio manual o automático DSG, así como por tracción integral o tracción delantera. No hay, rastro alguno de electrificación en este modelo.s