Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211807

Toyota quiere imponer el volante timón

Estamos llegando a una instancia donde pareciera que un vehículo debe ser eléctrico cueste lo que cueste y en nombre del ambiente gastar más cargando una batería que el tanque de nafta.

Pero la moda no termina con esto, por alguna razón los diseñadores quieren que la experiencia de conducir esté lo más alejada de la conducción y si para eso deben invertir millones desarrollando autos que se manejan solos (menos con lluvia, niebla o nieve y en calles con líneas blancas) lo harán y si se trata de gastar un poco menos, cambiarán la forma del volante para hacer de la experiencia de manejo algo un poco raro, por ser amistosos con el concepto.

El Toyota Bz4X además de eléctrico pretende desbancar a Tesla en cuanto al volante. Su sistema adaptable y computarizado permite utilizar un timón en vez de un volante clásico. El motivo,... no hay motivo.

Los aficionados a las carreras de autos habrán visto lo extraños que son los volantes de los Formula Uno o los prototipos o el DTM.

Lejos de ser volantes son timones heredados de los karts ya que son vehículos que no deben girar en U ni estacionar y su dirección es configurable de todas las maneras posibles para que guiarlos demande el menor movimiento del piloto.

El novedoso volante/timón del Toyota Bz4X que promete no alejar al conductor de las sensaciones que tiene al tomar un volante común.

Por alguna razón se intentó hacer lo mismo con nuestro tradicional TC pero después de varias muñecas lastimadas y el caso de un par de pilotos lesionados de consideración se dejó de lado la idea.

El Toyota Bz4X es la novedad más importante de la marca en estos momentos y promete ser uno de los coches eléctricos más avanzados del momento no solo es noticia por ser eléctrico.

CONTRA VIENTO Y MAREA

El peculiar volante estilo timón del Toyota Bz4X ya es tema de debate, y lo hará gracias una idea que Tesla aún no ha implementado en sus coches.

Esquema del sistema "steer-by-wire" de Toyota que capta información desde las ruedas para enviarla al volante y este reacciona de acuerdo a la velocidad. Dicen que no afecta la sensación del terreno que se tiene en las manos con una dirección convencional.

La polémica en relación a este diseño de volante está a la orden del día desde que fuese introducido en USA de la mano del Tesla Model S 2021, pero ahora Toyota dice tener la solución para terminar convenciendo incluso a los más escépticos.

Si bien Tesla fue el inventor de este tipo de volante los japoneses se la sacaron de abajo de las narices con abundantemente publicidad de sus ventajas teóricas prometiendo un mayor confort, mejor visibilidad del tablero de instrumentos, etc.

Sin embargo la realidad mostrada por muchos usuarios de este volante refleja que no todo son ventajas, pues cuando llega el momento de estacionar o realizar giros muy acusados, el hecho de no ser un volante redondo dificulta mucho cualquier maniobra, tanto como para pone en tela de juicio si es un sistema seguro.

Toyota decidió combinar este volante con una dirección de tipo "steer-by-wire", lo que significa que no hay conexión física entre el propio volante y las ruedas.

Así, todo movimiento del volante es interpretado por una computadora y ejecutado sobre la dirección de las ruedas, pero no existe ninguna conexión mecánica.

Tesla fue el que trajo a los autos el raro volante estilo timón pero su uso en estacionamiento o giros en U es lo más incómodo que se le pudo ocurrir a la industria.

Este sistema pone sobre la mesa ventajas como la ausencia de transmisión de vibraciones desde las ruedas al volante, mayor asistencia de los sistemas de seguridad o desmultiplicación variable, que es precisamente el truco de Toyota para adelantar a Tesla .

Según Toyota, con el nuevo volante, el Bz4X podrá pasar de una desmultiplicación alta para usar a altas velocidades, a una muy baja desmultiplicación para conducir despacio o en maniobras.

Tan baja podrá ser esa desmultiplicación que el Bz4X con el volante rectangular apenas necesitará de 150º de giro entre topes, lo que es algo así como 75º de giro en cada sentido. De esta forma se evitará el molesto cruce de manos que se está produciendo en los Tesla con el mismo tipo de volante.

Por ahora es un opcional y Toyota insiste en que la computadora transmite a las manos un buen nivel de información del terreno pero habrá que analizar qué sensaciones transmite ante una pérdida de agarre provocada por un asfalto mojado, arena, barro, etc.

Temas en esta nota

volante timón Toyota Toyota Bz4X