Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211768

Evitar el tabaco

Unas 10.279 personas fallecieron en 2020 a causa del cáncer de pulmón en Argentina, una enfermedad que el 80% de las personas que la padecen son fumadoras, por lo que dejar el cigarrillo es la principal medida de prevención, aseguraron especialistas ante la celebración del día mundial de esta patología.

El Día Mundial del Cáncer de Pulmón, que se celebra cada 17 de noviembre, intenta concienciar acerca de la necesidad de combatir el vicio de fumar al estar considerado como el cáncer que más víctimas mortales provoca en el mundo, afectando tanto a hombres como a mujeres.

El cáncer del pulmón es una enfermedad que afecta de manera directa las células de los pulmones, provocando un crecimiento anómalo de las mismas, que poco a poco van minando y dañando los tejidos y el canal respiratorio.

Las principales medidas para controlar y prevenir la enfermedad se deben enfocar en campañas de cesación de tabaco, sumado a todas las medidas que contribuyan a disminuir el consumo de cigarrillo y erradicar la principal causa de esta dolencia: el tabaquismo.

El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón entre los fumadores es 10 a 30 veces mayor que entre las personas que no fuman; en efecto, el 80% de los pacientes diagnosticados con esta enfermedad son fumadores.

De estos datos surge la importancia de su prevención, y por la cual organismos internacionales trabajan en el trazado de acciones tratando de evitar los posibles factores de riesgo como el consumo de tabaco, el alcohol y otras sustancias nocivas para la salud.

La Organización Mundial de la Salud emitió un nuevo informe en el cual indica que, durante 2020, 1.300 millones de personas consumían tabaco en todo el mundo: 20 millones menos que hace dos años, según reportó la agencia de noticias AFP.

Se espera que continúe la disminución hasta 2025, para cuando se prevén unos 1.270 millones de consumidores de tabaco, es decir, aproximadamente 20% de la población mundial de más de 15 años.

En el año 2000, esa proporción seguía siendo de casi un tercio.

Si bien el número de fumadores en el mundo disminuyó constantemente en los últimos años, los esfuerzos para luchar contra el tabaquismo deben continuar y sostenerse en el tiempo, ante el avance del activismo de la industria tabacalera, según advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Argentina, algunas medidas sanitarias frente al tabaquismo ayudaron a dar un paso trascendental para evitar el inicio del consumo de tabaco: como el aumento del precio de los cigarrillos, la prohibición de venta a personas menores de edad, la prohibición completa de la publicidad y patrocinio de los productos del tabaco, y la implementación de los ambientes cerrados 100% libres de humo que ayudan a desnaturalizar el consumo.

Aun así los especialistas —oncólogos, neumólogos— creen que las restricciones deben actualizarse, y abogan por endurecer las medidas antitabaco. Además sostienen que para atajar la epidemia de cáncer de pulmón hay que actuar en todos los frentes.

En este contexto, se realizan diferentes campañas como #DaleTiempoATusPulmones, una iniciativa que pone foco en no postergar los chequeos preventivos o la de Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, el Instituto Fleming y de MSD Argentina, que informan en redes los factores de riesgo y prevención.

También está la campaña #LoQueNoSeVe, de la Asociación Argentina de Oncología Clínica, que hace alusión a los síntomas que en la etapa temprana son muy inespecíficos o imperceptibles.

Por su parte, desde la dirección general de la OMS, celebraron el descenso de las cifras de consumo a nivel mundial, y que sesenta países estén en vías de alcanzar el objetivo de una reducción voluntaria del consumo del 30% entre 2010 y 2025, lo que representa casi el doble que hace dos años. "Estamos viendo grandes avances en muchos países", señalaron, al tiempo que reconocieron que estas acciones son sumamente valiosas aunque representen "un éxito bastante frágil".

A pesar de que las cifras —que no incluyen los cigarrillos electrónicos, que han tenido un gran éxito— están disminuyendo, el informe señala que 36,7% de los hombres y 7,8% de las mujeres del mundo seguían consumiendo tabaco el año pasado. A ello se añaden 38 millones de niños de 13 a 15 años, es decir, 10% de todos los adolescentes de esa franja de edad.

Los datos son contundentes: el tabaquismo es una de las principales causas del cáncer de pulmón. Según las estadísticas de la OMS, el tabaco mata a más de 8 millones de fumadores cada año y 1,2 millones de personas más mueren debido al tabaquismo pasivo.