Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211305

Texturas y tonos primaverales

Esta primavera llegó cargada de sugerencias para decorar interiores y exteriores, moviendo la paleta de colores, texturas, y materiales. Nada es rígido en cuanto a las preferencias de temporada, solo aplicando algunos tips e ideas se pueden lograr grandes cambios para renovar los ambientes.

Los muebles en madera aún con diferentes acabados pueden convivir en un mismo espacio; eso da movimiento, sensación de naturalidad y un carácter desenfadado, rico en matices, a los ambientes. También, puede resultar muy útil a la hora de decorar, la organización de la paleta cromática de referencia. Más allá de los colores pantone de este año, la primavera se tiñe de naturalidad, tanto con los tonos neutros y luminosos que se inspiran en la tierra como con verdes y azules, presentes en la naturaleza: mar y bosque.

El concepto de compartir los estilos, marca la decoración de los espacios, tanto interiores como exteriores, para esta temporada. Se trata de jugar con la decoración de manera que se prolongue en los ambientes de una casa con la idea de crear unidad. Ante la tendencia a que los espacios sean polivalentes, que una mesa sea de trabajo y de comedor, que la cocina se abra al salón, etc.; es importante proyectar los estilos decorativos pensando en el conjunto.

El clima estival, lleva a tu casa objetos imperfectos, esos detalles artesanales que aportan encanto junto a la imperfección de superficies con texturas, nada pulidas. La tendencia se apoya en los objetos decorativos de barro y arcilla para lograr esa nota de naturalidad y exclusividad al mismo tiempo. Se popularizaron en estos tiempos el microcemento, cemento u hormigón pulido.

Las plantas en la actualidad se conciben como un mueble o un objeto decorativo más. Decoran y lo llenan todo con su frescura de una manera muy natural, en maceteros bonitos de barro, en cestos de fibra, agrupadas en una bandeja de madera sobre una mesa o en un rincón de la estancia en el suelo. Ese verde que aportan enlaza con uno de los colores que trae la tendencia en decoración esta primavera.

Las fibras como yute, coco, sisal, ratán, mimbre, aparecen siempre en primavera y en verano para darle un aire slow al interiorismo, siguen siendo imprescindibles. No aparecen solo en alfombras o lámparas sino en jarrones, pufs y muebles como sillas, bancos, frentes de muebles con detalles en cannage. Hay muchas formas de incorporar este acabado.

En estos meses la sencillez y los espacios despejados aparecen reforzando la idea de ‘menos es más’ siguiendo cierto orden, disfrutando de espacios llenos pero no saturados y decorados con una base neutra de materiales unificados. Esa es la idea de sencillez. Sobre ella, otros acabados pero sin demasiada mezcla. Esa sencillez está relacionada con la unidad.

El lino, es el rey de los textiles esta primavera, fresco, resistente, en multitud de colores, natural y con una arruga bella. El lino siempre es un básico, y en verano más, para vestir cualquier estancia. Desde el salón con fundas, visillos y almohadones; a la terraza o el comedor con manteles de caídas livianas. Y, por supuesto, en el dormitorio. Enlaza con la idea de artesanal, por su naturalidad y el acabado lavado es fascinante.

La mezcla de estampados en los textiles también está presente. No es que desaparezcan los lisos, pero se ven más en los elementos de gran tamaño, además de estar en los revestimientos, en almohadones de flores, rayas, geométricos, topos, entre muchos otros.

Un estampado o motivo que viene con fuerza como tendencia de decoración esta primavera es el geométrico. Se impone pero con dibujos simples, sin estridencias. Y una manera de conseguir esa sensación de calma en un dibujo tan marcado también es a través de la utilización de pocos colores.

La tendencia curvy viene pisando fuerte desde hace algunas temporadas; y esta primavera se mantiene. La idea es romper la rigidez de los espacios incorporando muebles y complementos de diseño orgánico y fluido. Se puede lograr de manera sencilla a través de pantallas de lámparas, jarrones y alfombras.