Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211229

Yaris no supera nueva prueba de seguridad

El Toyota Yaris, producido en Brasil y Tailandia, con dos bolsas de aire y Control Electrónico de Estabilidad (ESC) como equipamiento estándar alcanzó una estrella bajo el nuevo protocolo de Latin NCAP.

El popular modelo del segmento B alcanzó 41.43% en Protección Ocupante Adulto, 63.85% en Protección Ocupante Infantil, 61.63% en Protección a Peatones y Usuarios Vulnerables de las Vías y 41.86% en Sistemas de Asistencia a la Seguridad.

La apertura de las puertas en un impacto lateral es inadmisible en un vehículo de la calidad del Yaris y “requiere de acción inmediata por parte de Toyota ya que presenta un riesgo grave de eyección del pasajero”, dice Latin Ncap.

El Yaris para el mercado latinoamericano no ofrece de forma estándar bolsas de aire laterales de cabeza y cuerpo como si tiene el mismo modelo para el mercado de Malasia por ejemplo. En la prueba de impacto frontal efectuada en 2019, la estructura del habitáculo y la zona del área de los pies fueron consideradas como inestables. Durante el impacto lateral la puerta se abrió.

El Toyota Yaris, producido en Brasil y Tailandia apenas alcanzó un punto en las pruebas de seguridad.

La apertura de la puerta en la prueba de impacto lateral de Latin NCAP, que ahora tiene la misma configuración que la Regulación UN95, significa que el vehículo habría fallado la prueba UN95. El sistema de aviso de uso del cinturón de seguridad del Yaris (SBR) no detectó al pasajero delantero.

La apertura de la puerta en el impacto lateral requiere de acción inmediata por parte de Toyota -precisa el organismo- ya que presenta un riesgo grave de eyección del pasajero en caso de impacto lateral. Este resultado es válido tanto para la versión hatchback como para la versión sedán del Yaris.

El Yaris para el mercado latinoamericano no ofrece bolsas de aire laterales de cabeza y cuerpo como sí ofrece el mismo modelo para el mercado de Malasia.

Este modelo ofrece equipamiento opcional en algunos países de América Latina que potencialmente contribuiría a un mejor desempeño y podría haberse convertido en estándar en toda la gama del modelo. Pero debido a la decisión de Toyota en México se afectó negativamente la estandarización de equipamiento clave para mejorar el resultado del Yaris. Toyota se negó a evaluar el equipamiento opcional para mostrar su desempeño lo que abre cuestionamientos sobre la efectividad de los mismos.

El sedan del Yaris que se importa de México carece de elementos de seguridad que son de serie en otras partes del mundo.

El Yaris fue evaluado en test de impacto frontal, impacto lateral, latigazo cervical (whiplash), protección a peatones y Control Electrónico de Estabilidad (ESC). El resultado de una estrella se explica por la protección pobre en el impacto lateral, protección marginal en latigazo cervical, la falta de bolsas de aire estándar para protección de cabeza y la falta de Aviso de Cinturón de Seguridad (SBR) de acuerdo a la reglamentación de Latin NCAP. La Protección a Peatones mostró un desempeño de nivel razonable.