Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211164

Punto de inflexión

La 26° Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se puso en marcha en la ciudad de Glasgow, Escocia, es una oportunidad para que los líderes de todos los países hagan de 2021 el punto de inflexión necesario para tomar medidas sobre la emergencia climática. Así lo planteó el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en el inicio de la cumbre que genera gran expectativa en todo el mundo.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, hizo un llamado a actuar sin demoras y adoptar las medidas que contribuirán a detener el calentamiento del planeta. Según Guterres, algunas áreas del Amazonas ahora emiten más carbono del que absorben; mientras que el aumento del nivel del mar es el doble comparado con lo que mostraban los registros de 30 años atrás. Pero hay más datos preocupantes: todo indica que los últimos siete años están en camino de ser los más cálidos registrados, según el titular de la ONU.

A medida que pasa el tiempo, las agencias de la ONU emiten comunicados cada vez más contundentes sobre la amenaza que representa para la humanidad continuar con el antiguo modelo de desarrollo basado en la alta emisión de gases contaminantes. "Es una sentencia de muerte para las economías y para el planeta", advirtió Guterres.

Por su parte, la directora ejecutiva del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Inger Andersen, dijo que una nueva generación de ciudadanos, líderes políticos y empresariales tiene en sus manos la posibilidad de realizar los cambios que detendrán el calentamiento del planeta, ayudar a todos a adaptarse a las nuevas condiciones y crear un mundo de paz, prosperidad y equidad.

En los días previos a la cumbre de Glasgow, la ONU difundió un video con la animación de un dinosaurio que habla en la Asamblea General de la Naciones Unidas. "Sé unas cuantas cosas sobre la extinción, y déjenme que les diga —y ustedes pensarán que es algo obvio— que extinguirse no es nada bueno", dice, para agregar que "provocar la propia extinción" de la especie humana "es lo más ridículo que ha escuchado en 70 millones de años". "Al menos nosotros tuvimos un asteroide, ¿cuál es su excusa?", pregunta el dinosaurio que protagoniza la campaña de concientización que lanzó la ONU para llamar la atención sobre las promesas incumplidas de acuerdos previos a este encuentro.

Serán dos semanas de arduas negociaciones y se espera que del encuentro salga un plan con medidas concretas para reducir el calentamiento global. El presidente de la Nación, Alberto Fernández, también participa de la cumbre, donde planteará la posición argentina: reducir un 27 por ciento más las emisiones de efecto invernadero del país y generar mecanismos a nivel global que permitan un "canje de deuda por acción climática" para facilitar que naciones de bajos ingresos y de renta media como la Argentina puedan avanzar en una transición ecológica. En rigor, esa posición ya había obtenido apoyo de los países de la región en el "Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas", que se realizó en septiembre pasado. En ese encuentro el gobierno argentino explicó que el canje de deuda por medidas de acción climática es una iniciativa que busca lograr acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para aliviar la deuda que pesa sobre los países de América Latina, de manera tal que puedan invertir ese dinero en políticas de reducción de los efectos del cambio climático.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sorprendió a todos con las disculpas que presentó a los líderes mundiales en el inicio de la cumbre COP26 por la polémica decisión que adoptó su antecesor en la Casa Blanca, Donald Trump, cuando retiró a EEUU del Acuerdo Climático de París. Todo parece indicar que la nueva administración de la potencia del norte está dispuesta a cambiar el rumbo que había dado Trump a la cuestión climática.

¿Se logrará, finalmente, reducir en forma drástica las emisiones de dióxido de carbono y dejar atrás a una economía basada en los combustibles fósiles, para frenar el calentamiento del planeta? Es de esperar que los líderes mundiales no desaprovechen esta última oportunidad que tiene la humanidad para adoptar medidas concretas y efectivas para superar la emergencia climática.