Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211150

Sergio Agüero se queda al menos tres meses sin jugar mientras evalúan su estado cardíaco

El club catalán emitió un comunicado en el que expresa que el jugador deberá someterse a un tratamiento. 

El Kun debió salir en ambulancia del último partido que jugó.

No termina de hacer pie el Kun Agüero en este caótico 2021 para su carrera. El parte médico que dio a conocer Barcelona confirmó los problemas físicos del jugador argentino, por lo que deberá permanecer fuera de las canchas al menos por tres meses.

"El jugador Kun Agüero ha sido sometido a un procedimiento diagnóstico y terapéutico a cargo del doctor Josep Brugada. Es baja y durante los próximos tres meses se evaluará la efectividad del tratamiento para determinar su proceso de recuperación", expresó el club a través de un comunicado.

En el encuentro que el equipo catalán y Alavés empataron en un gol, el delantero argentino, después de una jugada en la que saltó a cabecear con Víctor Laguardia, sintió un dolor en el pecho, cerca de la garganta. En la acción no hubo casi contacto físico. Entre el dolor y el miedo, la preocupación se trasladó tanto a sus compañeros como a los adversarios, que lo rodearon mientras lo ayudaban a sentarse en el césped.

El protocolo ante posibles dolencias cardíacas se activó inmediatamente y el jugador fue trasladado al Hospital de Cataluña. Durante 48 horas se sometió a estudios más complejos para determinar el diagnóstico.

El año del Kun Agüero tuvo innumerables contratiempos y emociones. Lo comenzó con un contagio de Covid-19 en el mes de enero, algo que algunos consideran que puede tener que ver con su problema actual. En muchas de las personas que tuvieron la enfermedad se reportaron casos de miocarditis.

Pero el jugador argentino se sometió a todos los estudios de rutina por el episodio y volvió a repetirlos cuando se incorporó a Barcelona.

El Kun, además, había sufrido lesiones que lo marginaron de la cancha en su último semestre con Manchester City. Jugó un puñado de partidos y anotó algunos goles. Tuvo una gran fiesta de despedida en el Etihad Stadium con los hinchas ciudadanos. Hasta le construyeron una estatua. Pero el último partido fue amargo, entre llantos por la derrota con Chelsea en la final de la Champions League.

La selección argentina también fue una muestra de los altibajos. Festejó su primer título, en la Copa América de Brasil, aunque fue suplente en todo el torneo. Y luego las lesiones lo dejaron fuera de las convocatorias para las eliminatorias mundialistas.

Luego, la noticia de su pase a Barcelona para jugar con su amigo Lionel Messi... que se fue a PSG. Una nueva lesión lo dejó otros dos meses sin jugar, hasta que debutó en un amistoso con Cornellá con un gol. Luego hizo otro en el clásico amargo con Real Madrid. Y cuando parecía haberse ganado la titularidad, sufre este problema. Un recorrido increíble entre alegrías e infortunios.

Fuente: LA NACION.