Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210814

Detectar a tiempo el cáncer de mama

La mamografía es la única forma efectiva que existe en la actualidad para detectar a tiempo el cáncer de mama. Así lo señala la Fundación Avón, una organización de la sociedad civil que promueve los derechos de las mujeres. Según un reciente sondeo realizado por esa entidad, tres de cada diez mujeres en edad de riesgo no se realizan ese examen médico no invasivo como método de control, mientras que el 51 por ciento de las consultadas consideran el autoexamen mamario como el método más efectivo para prevenir la enfermedad.

La encuesta fue realizada con el apoyo del Instituto Nacional del Cáncer en Argentina y la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec), y los resultados de la misma se dieron a conocer esta semana, en el marco del Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama, para remarcar la importancia de la detección temprana para acceder a tratamientos médicos. El sondeo reveló, además, que solo el uno por ciento de las mujeres encuestadas sabe que en algunos casos el cáncer de mamas puede no presentar síntomas, y por eso es necesario aportar información sobre esta temática al conjunto de la población, como por ejemplo, que la mamografía es un examen médico no invasivo. También es importante decir que, si bien los controles no evitan la aparición del cáncer, está comprobado que disminuyen las probabilidades de consecuencias graves para la salud.

Como se dijo, es fundamental que la información llegue a toda la población, no solo a las mujeres. En ese sentido, la directora ejecutiva de la Fundación Avón, Ana Inés Álvarez, observó que los hombres tienen que asumir la corresponsabilidad de las tareas de cuidado para que las mujeres puedan ejercer en tiempo y forma su derecho a la salud. En otras palabras, se debe garantizar a las mujeres el tiempo necesario para el cuidado propio de su salud, especialmente de aquellas que realizan tareas de cuidado de niños y adultos mayores en los hogares.

Cabe recordar, por otra parte, que las especialistas recomiendan una mamografía anual a partir de los 40 años a todas aquellas personas asintomáticas con estudios clínicos normales. En las pacientes con antecedentes de cáncer de mama en familiares de primer grado (madre, hermana) se recomienda realizarla 10 años antes de la edad de detección del cáncer del familiar más cercano. El cáncer de mama es el tipo de cáncer que se presenta con más frecuencia en las pacientes mujeres y cada año se diagnostican un millón de casos en el mundo. Afortunadamente existen formas efectivas de detectarlo y tratarlo a tiempo. Pero es fundamental que se realice una consulta periódica a especialistas para realizar estudios preventivos.

Algunas de las recomendaciones para reducir los riesgos son incluir en la dieta diaria frutas y verduras, no fumar, reducir el consumo de alcohol y evitar el sedentarismo realizando actividades físicas en forma periódica.

El 90 por ciento de los cánceres de mama es curable con detección temprana. Por eso se afirma que la mamografía es un estudio clave para reducir los riesgos y la mortalidad provocada por esta enfermedad.

En otras palabras, si la enfermedad es detectada a tiempo puede curarse y por eso es importante que la población en general, y no solo las mujeres estén convenientemente informadas sobre cuáles son las medidas de prevención que deben adoptarse para reducir los riesgos y, fundamentalmente, cuidar su salud. Uno de los mayores problemas, justamente, es que no se realizan los controles adecuados o se carece de información sobre esta amenaza para la salud.

La encuesta de la Fundación Avón reveló también que, durante la pandemia, siete de cada diez argentinas no se realizaron los controles anuales para prevenir el cáncer de mama. Es de esperar que ahora, que prácticamente no existen restricciones a la movilidad de las personas por la emergencia sanitaria y que disminuyeron en forma notable los casos de Covid 19, las mujeres vuelvan a realizarse los controles periódicos para prevenir esta enfermedad, que todavía sigue siendo la principal causa de muerte oncológica de la mujer en nuestro país y en el mundo. Pero, como se explicó, existen formas efectivas de detectarlo y tratarlo a tiempo.