Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209844

La furia de la Tierra: una semana marcada por fuertes terremotos y volcanes en erupción

Después de que, la semana pasada, se registraran fuertes sismos en la provincia china de Sichuan, en la costa de El Salvador y en la provincia iraní de Jorazán Razaví, la corteza terrestre continuó estos días demostrando su poder con nuevos terremotos y erupciones volcánicas.

Una de las dos lenguas de lava del volcán Cumbre Vieja de la isla española de La Palma que lleva varios días arrasando todo a su paso se detuvo finalmente este jueves 23 de septiembre.

Ríos de lava fluyen del volcán de las islas Canarias

Una de las dos lenguas de lava del volcán Cumbre Vieja de la isla española de La Palma que lleva varios días arrasando todo a su paso se detuvo finalmente este jueves 23 de septiembre. El volcán, cuya anterior erupción fue en 1971, se encontraba bajo un elevado nivel de alerta desde hace una semana por un incremento de la actividad sísmica en la isla.

El Instituto de volcanología de las Canarias registró desde el sábado varios miles de sismos de baja intensidad, de hasta un nivel 4 en la escala de Richter. Dentro del volcán se produjeron movimientos de millones de metros cúbicos de magma y el suelo se elevó unos diez centímetros en la zona.

La lava del Cumbre Vieja arrasó hasta este 23 de septiembre más de 240 viviendas, pero si a eso se le suman otros inmuebles, el flujo de lava habría destruido 350 edificios y cubierto 166 hectáreas.

La lengua de lava que se mantiene activa al día de hoy tiene 12 metros en su punto más alto y 500 de ancho, unas dimensiones que explican la lentitud del avance. La llegada de la lava al mar se teme particularmente porque puede generar explosiones, olas de agua hirviendo o incluso nubes tóxicas, según el Servicio Geológico de EEUU (USGS).

El volcán, cuya anterior erupción fue en 1971, se encontraba bajo un elevado nivel de alerta desde hace una semana por un incremento de la actividad sísmica en la isla.

Según datos de este jueves del sistema de medición geoespacial Copernicus, la lava destruyó 350 edificaciones y cubrió 166,2 hectáreas, en una isla que tiene en el cultivo del plátano su principal actividad económica. Además, la erupción del Cumbre Vieja ha provocado ya la evacuación de 6.100 personas, entre ellas 400 turistas, pero no hay que lamentar ni heridos ni muertos.

El potente Volcán Fuego de Guatemala se despierta

Este mismo 23 de septiembre, el Volcán de Fuego, uno de los tres activos en Guatemala, inició este jueves una fuerte fase eruptiva con explosiones, expulsión de ceniza y avalanchas de material incandescente, aunque sin provocar evacuaciones por el momento.

“La actividad que se está registrando en estos momentos corresponde al inicio de una erupción de carácter estromboliano [mezcla de explosiones y flujos de lava] o mayormente efusivo", dijo el Instituto de Vulcanología (Insivumeh).

Volcán de Fuego, uno de los tres activos en Guatemala, inició este 23 de septiembre una fuerte fase eruptiva con explosiones, expulsión de ceniza y avalanchas de material incandescente.

El volcán de Fuego, de 3.763 metros de altura y ubicado 35 km al suroeste de Ciudad de Guatemala, es uno de los tres colosos activos en Guatemala junto al Pacaya y Santiaguito. La nueva erupción provocó el descenso de material volcánico ardiente (flujo piroclástico), el principal de seis kilómetros de largo por un barranco del flanco suroeste que llegó a la base del volcán.

El volcán de Fuego, de 3.763 metros de altura y ubicado 35 km al suroeste de Ciudad de Guatemala, es uno de los tres colosos activos en Guatemala junto al Pacaya y Santiaguito.

La nueva fase eruptiva es la más fuerte registrada desde el 3 de junio de 2018, cuando una potente erupción provocó una avalancha que arrasó la comunidad San Miguel Los Lotes y parte de una carretera en el poblado vecino de Alotenango, dejando 215 muertos y una cifra similar de desaparecidos. 

En 2018, un total de 431 guatemaltecos murieron calcinados y sepultados bajos miles de toneladas de material volcánico proveniente del Volcán de Fuego.

Islandia vive la erupción volcánica más larga en seis décadas

Justo cuando despertaba el volcán de las Islas Canarias, la erupción volcánica cerca de Reikiavik se convirtió en la más larga en Islandia desde los años 1960, al cumplir seis meses de expulsión de gases, piedras y lava. Desde el pasado 19 de marzo, unos 30 mil curiosos fueron por el espectáculo deslumbrante cerca del monte Fagradalsfjall -a 40 km de Reikiavik-, en la sexta erupción en 20 años en Islandia.

Desde el pasado 19 de marzo, unos 30 mil curiosos fueron por el espectáculo deslumbrante cerca del monte Fagradalsfjall -a 40 km de Reikiavik-, en la sexta erupción en 20 años en Islandia.

Conocida actualmente como Fagradalshraun ("hermoso valle de lava"), la erupción comenzó con un flujo desde una fisura en el suelo, y hasta ahora ha expulsado casi 143 millones de metros cúbicos de lava. Sin embargo, ese volumen es considerado relativamente pequeño y es 11 veces menos lava que otra erupción en Islandia, ocurrida entre 2014 y 2015 en Holuhraun, en el centro-este de la isla. Aunque esa erupción duró menos de seis meses, lanzó el mayor flujo de lava en 230 años en Islandia-

Conocida actualmente como Fagradalshraun ("hermoso valle de lava"), la erupción comenzó con un flujo desde una fisura en el suelo, y hasta ahora ha expulsado casi 143 millones de metros cúbicos de lava.

La última erupción del Fagradalshraun es “especial en el sentido de que ha mantenido un flujo relativamente constante, así que ha sido bastante fuerte”, dijo Halldor Geirsson, un geofísico del Instituto de Ciencias de la Tierra. “El comportamiento usual que conocemos de los volcanes en Islandia es que comienzan muy activos lanzando lava, y luego el flujo decrece hasta detenerse”, explicó.

Tras bajar de intensidad nueve días, la lava del Fagradalshraun reapareció a inicios de septiembre. Acompañada de una columna de humo causada por la liberación de gases, el líquido incandescente ahora sale ocasionalmente del cráter.

La última erupción del Fagradalshraun es “especial en el sentido de que ha mantenido un flujo relativamente constante, así que ha sido bastante fuerte”, dijo Halldor Geirsson, un geofísico del Instituto de Ciencias de la Tierra.

También se acumula debajo del suelo, creando túneles ardientes bajo capas de lava solidificada sobre el suelo. La lava se despliega entonces como una ola que golpea el litoral, maravillando a los curiosos.

Tras bajar de intensidad nueve días, la lava del Fagradalshraun reapareció a inicios de septiembre.

El legendario Volcán Etna también ruge

La actividad volcánica del Etna sorprendió a los habitantes de la Isla de Sicilia (Italia) en la mañana del pasado martes, con la emisión de cenizas y 40 minutos después se observó la reanudación de la actividad estromboliana en el cráter sureste, el más activo en las últimas erupciones, informó el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología italiano (INGV). La nube eruptiva producida por la actividad actual alcanzó una altura de 9 kilómetros, siendo visible desde las localidades de Catania y Taormina.

Desde 1980, el cráter noreste estaba considerado el más alto del volcán siciliano, con 3.324 metros, que llegaron a alcanzar una cota máxima de 3.350 metros en 1981, antes de que sus bordes se fueran erosionando. Desde 1977 hasta la actualidad se produjeron cientos de episodios similares al actual, incluida la secuencia excepcional de 66 entre enero y agosto de 2000 y unos 50 entre 2011 y 2013.

Según informó el Instituto el pasado 10 de agosto, las últimas erupciones en el cráter sureste han llevado al Etna a aumentar su altitud en 33 metros tras las últimas erupciones en su cráter sureste y ahora su nueva cumbre se sitúa a 3.357 metros sobre el nivel del mar. Las capas de lava y material piroclástico expulsados en las frecuentes erupciones se acumularon en el cono del cráter sureste, el más joven y activo, y fueron transformando su morfología desde el 16 de febrero, cuando se produjo el primer episodio del 2021.

Violentos terremotos sacudieron Nicaragua, Australia y Chile

Este 22 de septiembre un terremoto poco profundo de magnitud 6,5 se registró frente a la costa oeste de Nicaragua, según indicó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), mientras las autoridades descartaron riesgos de tsunami y no reportaron daños ni víctimas hasta el momento. El temblor tuvo lugar a 78 kilómetros al suroeste de Jiquilillo, departamento de Chinandega, informó el USGS, que en un primer momento había estimado su magnitud en 6,7, antes de revisarla y establecerla en 6,5.

El día anterior, un sismo a poca profundidad de magnitud 5,9 sacudió el sureste de Australia, cerca de la segunda ciudad del país, Melbourne, sin provocar víctimas pero generando algunas escenas de susto entre sus ciudadanos, poco acostumbrados a los terremotos. El temblor sorprendió a los habitantes de Melbourne y se sintió a más de 700 kilómetros de distancia del epicentro.

El 21 de septiembre, un sismo a poca profundidad de magnitud 5,9 sacudió el sureste de Australia, cerca de la segunda ciudad del país, Melbourne, sin provocar víctimas.

El servicio geológico estadounidense calibró inicialmente su magnitud en 5,8, pero luego la revisó a 5,9. La profundidad del epicentro se situó a 10 kilómetros. De todos modos, se trató del mayor sismo ocurrido en esa región de Australia en muchos años, según explicó Mike Sandiford, geólogo de la Universidad de Melbourne. Un terremoto de esta magnitud se produce cada "10 o 20 años en el sureste de Australia, el último fue el de Thorpdale en 2012", declaró.

Se trató del mayor sismo ocurrido en esa región de Australia en muchos años, según explicó Mike Sandiford, geólogo de la Universidad de Melbourne.

Al otro lado del Planeta, ese mismo día un sismo de 6,6 grados de magnitud sacudió dos regiones del centro-sur de Chile sin causar víctimas ni daños. El temblor, considerado por las autoridades de emergencia de "menor intensidad", se registró por la mañana con epicentro en el mar, a 159 km de la ciudad costera de Lebu, según el Centro Sismológico Nacional (CSN). El hipocentro o profundidad del movimiento telúrico fue a 10 km bajo la superficie y en los minutos siguientes se registraron al menos cinco réplicas de entre 3,2 y 4,3 grados.

Por hallarse en el Cinturón de Fuego del Pacífico, que une a América con Asia y donde ocurren la mayoría de los terremotos en el mundo, Chile es uno de los países más sísmicos del mundo. Sufrió el 27 de febrero de 2010 un potente terremoto de magnitud 8,8 que sacudió varias ciudades del centro-sur del país, entre ellas Concepción -cabecera de Biobío-, que dejó más de 500 muertos. En 1960, este país sufrió el terremoto más potente jamás registrado, de 9,5 grados de magnitud, en la ciudad de Valdivia, en el sur chileno.

Notas Relacionadas