Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209665

Adaptación al cambio climático

América Latina se proyecta como una de las regiones del mundo donde los efectos del cambio climático, como las olas de calor, la disminución del rendimiento de los cultivos y los incendios forestales, serán más intensos. Así lo advierte el último informe sobre el Estado del Clima en América Latina y El Caribe preparado por la Organización Meteorológica Mundial, que se suma a las conclusiones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU que estima que para fin de siglo el aumento de la temperatura media global será de 2,7 grados. Ante la certeza de que es inevitable el impacto de los fenómenos extremos, se plantea la necesidad de pensar nuevas estrategias de adaptación.

Desde que en 1992 se realizó la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro hasta el día de hoy ha pasado suficiente tiempo para que nuevas investigaciones sobre el cambio climático aportaran nuevos conocimientos científicos sobre el fenómeno que, en términos generales, llegan a las mismas conclusiones: primero, no hay que subestimar el problema, ya que se trata de un asunto que afecta a comunidades de todos los países y todos los continentes; segundo, no hay dudas de que el cambio climático es producto de la actividades humanas, ya que todos los estudios confirman que la temperatura global aumentó aproximadamente un grado desde la época preindustrial y la totalidad de este aumento es producto de la acción humana.

El último informe que publicó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, el organismo de la ONU que reúne a especialistas en clima de todo el mundo, afirma que el planeta tiene la concentración más alta de CO2 en dos millones de años y que la temperatura global está cambiando en forma acelerada debido a la quema de combustibles fósiles. El trabajo, que es considerado el más completo en la materia, advierte además que si los países no reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, en las próximas décadas la humanidad sufrirá más fenómenos meteorológicos extremos como olas de calor, sequías, inundaciones e incendios forestales, lo que se traducirá en desestabilización de las economías, inseguridad alimentaria e hídrica, mayor escasez de recursos y conflictos.

Cabe recordar que la ONU, a través del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, genera evaluaciones periódicas con el fin de asesorar a quienes deben tomar decisiones de alto nivel, por eso es de esperar que se tomen medidas urgentes para evitar males mayores.

Debe señalarse también que el último informe de ese grupo de expertos analizó en forma minuciosa miles de datos obtenidos a través del estudio de todos los componentes del sistema climático físico que son la atmósfera, los océanos, los glaciares las capas de hielo y la biósfera. A partir de ese análisis científico se observó que, efectivamente, la temperatura global ha aumentado y que hubo cambios en la composición de la atmósfera. Se evaluó también otros factores naturales que podrían haber influido en el aumento de temperatura, como la acción de los volcanes o el sol, pero se llegó a la conclusión que fue ínfimo el aporte de esos factores al incremento de temperatura que se registró en el planeta.

A partir de nuevos conocimientos se sabe que el cambio climático es un proceso inevitable y que tendrá un impacto en el clima mundial y, por lo tanto, en los habitantes del planeta. Se sabe también que los más vulnerables serán, como ha ocurrido en toda la historia de la humanidad, los que llevarán la peor parte.

Una publicación del Centro para la Investigación Forestal Internacional, una organización que tiene su sede central en Indonesia, observa que la mitigación del cambio climático ya no es suficiente, y por eso es necesario que las comunidades se adapten a los cambios mediante estrategias de adaptación. En ese sentido, considera que la adaptación en las estrategias de manejo forestal y la incorporación de los bosques en las estrategias de adaptación son objetivos que no deben postergarse. Ambos -sostiene el documento de ese centro internacional- son necesarios para que los bosques cumplan su potencialidad para aumentar su resistencia y la de la sociedad a los cambios en el clima que ya están en marcha.

El cambio climático presenta enormes desafíos para todas las regiones del mundo. Es de esperar que a nivel local se tome conciencia de la necesidad de adoptar medidas que faciliten la adaptación de las ciudades al nuevo escenario que se avecina.

Notas Relacionadas