Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209312
A 20 AÑOS DEL ATENTADO

11 de septiembre: la canción, hecha plegaria, fue la misma

Músicos de distintos orígenes, gé­neros y estilos recogieron, como si se tratara de fragmentos, un dolor compartido.

El 11S en Nueva York. / AP / AURORA ROBERT CLARK

El atentado que marcó un inquietante comienzo de siglo dejó, tras el horror, el polvo, el humo, el miedo, un reflejo primero de estupefacción y luto. Sin embargo, como continuidad del mismo proceso al metabolizar colectivamente las tragedias, tras el espanto vino también la pulsión vital de exorcizar el fantasma, de conjurar el daño con esa suerte de oración esencialmente plural que es la música.

De esta forma de resiliencia dieron cuenta muchos artistas. Dejaron, así, un testimonio hecho fuerza, hecho sonido, voz, poesía y, finalmente, hecho vida como estandarte ante la muerte.
Paul McCartney, en este caso, tocado especialmente de cerca por los acontecimientos: el británico estaba en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, recibiendo las noticias del atentado desde un avión en la pista de aterrizaje a la espera de un vuelo que no despegaría.

Aquella inmediatez con la fragilidad de la vida en tiempo real llevó al exBeatle a componer Freedom. La cantante y guitarrista estadounidense Tori Amos también puso su foco creativo en el cruento episodio compartido con los compatriotas de su generación. Lo hizo mediante “I can’t see New York”.

Paul McCartney estaba en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, recibiendo las noticias del atentado desde un avión en la pista de aterrizaje.

En una línea similar a la anterior se inscribe el tema “I was here” grabado por la también estadounidense Beyoncé, nacida en Houston pero neoyorkina por vivencia y devoción.
Volviendo a los británicos, “A Rush of blood to the head” de Coldplay reviste la particularidad de haber sido la de producción discográfica más inmediata, en términos cronológicos, respecto del atentado.

La banda de Chris Martin entró a estudios a grabar el que sería su segundo álbum exactamente una semana después del 11 de septiembre de 2001.
Quienes tuvieron que ver con ese disco recuerdan un clima tenso y apocalíptico no ajeno al estupor mundial de entonces.

La música resonó en el mismo sentido desde los Cranberries, hasta Bo Diddley pasando Cher y hasta por el poeta de poetas Leonard Cohen, cuyo tema ad hoc titulado “En ese día” (incluido, nada menos que en el álbum “Querido odiador”): bien merece cerrar este repaso.

DESDE CUBA, SILVIO RODRÍGUEZ

Artistas sajones reaccionaron musicalmente a los atentados que golpearon a Nueva York hace dos décadas con un cancionero urgente y emotivo, pero fue el trovador cubano Silvio Rodríguez quien, del otro lado de la barricada ideológica entre ambos países y sus sistemas, ligó agudamente el suceso a otros dislates de la humanidad con su tema “Cita con ángeles”.

La pieza, que además abrió y dio título al álbum grabado, mezclado y masterizado en La Habana, utiliza a los ángeles como testigos de la barbarie humana. 

Notas Relacionadas