Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209232
“La vuelta de la Vuelta”

Tras terminar su décima Vuelta a España, un ciclista pedalea 1.000 km de regreso a casa

Después de los 3.500 km que recorrió en una de las tres competencias ciclísticas más importantes del mundo el pasado fin de semana, Luis Ángel Matté podría haberse  tomado unos días de descanso, pero ha optado por hacer otros  1.000 km en bicicleta.

Matté con su bici en Santiago de Compostela, punto de llegada de la Vuelta a España y punto de partida de su vuelta a casa.

   El corredor de 37 años, que milita en el equipo  Euskaltel-Euskadi, terminó en el puesto 30 de la clasificación  general de las tres semanas de la Vuelta a España que finalizó el domingo en la ciudad noroccidental de Santiago de Compostela.  

Matte llegó en el puesto 30 de la clasificación general tras las 207 etapas de la Vuelta a España

 Ahora está de vuelta en bicicleta, recorriendo el camino de vuelta a su casa en Marbella, en la costa sur española.  El corredor llama al recorrido, que le tomará unos seis días, “La vuelta de la Vuelta”. “Cuando vi que La Vuelta terminaba en Santiago de Compostela me rondó inmediatamente por la cabeza hacer una aventura de este tipo, inspirándome en lo que significa el Camino de Santiago  para el mundo del cicloturismo”, escribió Maté en una columna para la web Rouleur.

Matte completó el domingo 5 los 21 días y 3.000 km de competencia de la Vuelta a España.

   “Me parecía una oportunidad única para poder disfrutar de la bici de manera diferente a la competición, al estrés, a los frenazos, a las caídas, de pensar en los vatios...  Simplemente, quería tomar mi bici e irme a casa sin utilizar ni el avión ni el coche, con mis propios medios, por estar en armonía conmigo y con el entorno. Es un viaje precioso en el que intervienen muchos elementos y  que necesitaba hacer para romper con ese bucle en el que entras tras tres semanas de competición”, añadió.  

   “Parar a tomar un café y un pastel estará muy lejos del mundo adrenalínico del pelotón profesional en el que he completado las 207 etapas de la Vuelta.  Creo que ya lo he dicho muchas veces, pero el ciclismo para mí es más de un deporte o que mi trabajo, es una forma de entender  la vida y también de saber quién soy”, escribió Maté.  “Eso sí, he prometido que llegaré el sábado al mediodía para pegarme un bañito en la playa y comer en casa”, concluyó.