Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208874
LIGA PROFESIONAL

Boca y Racing empataron y le pusieron un freno a su ascenso futbolístico

 Fue 0 a 0 en “la bombonera”, en un duelo parejo pero que contó con un par de intervenciones determinantes de Gabriel Arias.

Marcos Rojo se mostró sólido en la defensa. Javier Correa poco pudo hacer ante el buen partido del experimentado jugador.

Boca Juniors y Racing no se sacaron diferencias en ’La Bombonera’ e igualaron 0-0 por la novena fecha de Liga Profesional de Fútbol, en un clásico que no ofreció grandes emociones, más allá de que el local fue más ambicioso y generó más y mejores chances de gol.

EL PARTIDO

En el contexto de un inicio equilibrado, de presión cruzada, el ’Xeneize’ tuvo más la pelota, a partir de un mediocampo ordenado y prolijo, con Rolón haciéndose eje y dueño de los relevos, y Ramírez como punto de desequilibrio.

Cristian Pavón, quien no tuvo gravitación en el ataque, supera el cruce de Fabricio Domínguez en La Bombonera, donde el Xeneize y La Academia terminaron cero a cero por la Liga Profesional.

Al mismo tiempo, la banda izquierda, con el tándem Sandez-Pavón, resultó el sector más transitado, con un par de buenos desbordes resueltos por la defensa visitante.

La ’Academia’ replicó con un par de acciones de ataque al espacio, como la irrupción de Miranda que derivó en un remate pifiado, desde una posición inquietante. En consecuencia, construyeron un primer tiempo casi sin situaciones de gol. La acción más riesgosa estuvo a cargo de Carlos Izquierdoz.

A los 42 minutos, el defensor recibió un centro preciso de molinas y cabeceó de pique al piso. Se topó con una reacción destacada del arquero Arias, que evitó la conquista.
En la segunda parte, sostuvieron las posturas. Boca, buscando romper por abajo, con movilidad, pero sin la sorpresa o la frescura para decodificar el orden exhibido por la ‘Academia’.

A los 16 minutos del complemento, Ramírez inventó una linda jugada y dejó a Vázquez cara a cara con Arias, que ganó el duelo con una salida oportuna. Y el propio atacante contó con otras dos grandes oportunidades a través del juego aéreo. A los 38, cuando un cabezazo cruzado suyo fue repelido en la línea por Nery Domínguez.

Y a los 45, cuando volvió a conectar de arriba y Arias dio rebote. En efecto, en el último cuarto de hora, el asedio de Boca fue algo más intenso, pero no afloró la frescura necesaria para quebrar a un Racing cerrado y con oficio para la tarea defensiva.

Notas Relacionadas