Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208275
HISTÓRICO NIVEL DE LOS RÍOS EN LA PROVINCIA

El Paraná con la marca más baja en 77 años profundiza la crisis hídrica

El hidrómetro de Barranqueras marcó ayer apenas 20 centímetros. El puerto usa su logística para mover la producción por tierra.

La imagen es el fiel retrato de cómo se encuentra actualmente el riacho Barranqueras, pues marcó ayer el nivel más bajo en las últimas siete décadas. Analizan planes de contingencia ante la bajante.

Con tan sólo 20 centímetros en el puerto de Barranqueras, una altura prácticamente impensable para la época, el Paraná marcó ayer su registro más bajo y las proyecciones realizadas por el Instituto Nacional del Agua (INA) y los organismos provinciales no son alentadoras. De hecho, el escenario más probable es un descenso aún más pronunciado del nivel del río, con lo cual, ya se trabaja en las previsiones en pos de sostener la producción de agua potable, en cantidad y calidad, y también la generación de energía, básicamente en Yacyretá.
El organismo nacional advirtió en su último informe que “prevalece una tendencia descendente en todas las secciones del río Paraná en territorio argentino”. En este marco proyectó que continuará predominando esta tendencia en los próximos “tres meses”, esto es, hasta fin de año.

El hidrómetro de Barranqueras marcó ayer el nivel más bajo del río en las últimas siete décadas.

Desde el INA indicaron además que va definiéndose la tendencia prevista, con afectación a todos los usos del recurso hídrico, “exigiendo especialmente a la captación de agua fluvial para consumo urbano”.

Por su parte, el vocal de la Administración Provincial del Agua (APA), Gustavo D°alessandro advirtió que “la situación de los ríos sigue siendo drástica, con una bajante que no tienen parangón en la historia”.

Hoy la Prefectura midió 20 centímetros, y en el marco de esta crisis se han tomado medidas como la declaración de la Emergencia por parte de la Nación, que ha adherido la provincia del Chaco”, amplió.

“Estamos con cinco camiones en el interior, acarreando agua, y ya tenemos firmados 25 convenios con Municipios para que ellos también acarreen el líquido junto con un programa de perforaciones; entregamos más de 300 tanques para almacenamiento y estamos con un trabajo permanente en las tomas y las redes de agua en interior”, detalló D‘alessandro.

El puerto aporta sus recursos para movilizar la producción por tierra

El histórico nivel que muestra el río en la zona del puerto de Barranqueras desde hace más de un año y medio paralizó la actividad fluvial, implica un impacto directo en la abastecimiento de combustible y en el traslado de la producción.

En diálogo con NORTE, el administrador del puerto, Roberto Benítez, explicó que la inversión necesaria para poner en condiciones el riacho, en un contexto como el actual, es “difícil de afrontar”. “El río viene rompiendo sus propias marcas, está cada vez más bajo y las proyecciones no son buenas”, confirmó.

Si embargo, el puerto cuenta con un estructura que le permite seguir siendo un engranaje clave en la logística necesaria para movilizar la producción primaria del Chaco hacia los puertos de Rosario y Buenos Aires. “Lógicamente, los costos son mayores, pero seguimos operando mediante el transporte terrestre, fundamentalmente con el cabón, la madera y lo que queda de la cosecha”, indicó.

Notas Relacionadas