Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207686
Hipólito Ruiz

Columnista

El abigeato, entre la ley y la trampa

El productor ganadero chaqueño es paciente, sufrido, pero también sabe que tiene derechos y está dispuesto a que  se lo respete.  Está cansado de estar “con el corazón en la boca”, como decía días atrás Oscar Muchutti de Machagai cuando a un productor de Quitilipi le robaron varios animales, de la manera más impune.

El cuatrerismo y el abigeato son prácticas antiguas pero en la provincia del Chaco hay casos que son para el asombro, y hasta se animan a golpear a los que lo denuncian, como pasó con el cuidador del campo del productor Luis Billa de Quitilipi, que literalmente, casi lo matan a palos por perseguir a los cuatreros.

Es el mundo del revés. Y a eso, dicen los productores, se suma que cuando se los detiene, encuentran la puerta giratoria y “así como entran, salen”.

La reunión de Quitilipi días atrás, donde estuvieron productores, autoridades policiales y judiciales, tiene necesariamente que ser un punto para cambiar lo que haya que hacerlo. Es peligroso que se agote la paciencia del criador de ganado vacuno. Es largo el periodo, demanda inversión y cuidados, y no están dispuestos a seguir perdiéndolo por el accionar de los delincuentes.

DESALIENTAN LA ACTIVIDAD

En Quitilipi, los testimonios que se escucharon fueron casi de película, por la impunidad en la que se manejan los cuatreros y fue expuesta en las paginas de NORTE a través del trabajo del Corresponsal en esa localidad.

Los ganaderos afectados resaltaron la labor policial y relataron varios casos de hurto, destacando que el abigeato les produce daños económicos y psicológicos, desalienta la actividad por el cansancio de trabajar todo el día y no dormir de noche por cuidar los animales. Alertaron también sobre el riesgo sanitario de la comercialización clandestina, la falta de controles de Bromatología municipal y el trastorno que el encierro diario les ocasiona a los animales, como pérdida de peso y riesgo de muerte en pocos días. Advirtieron además los aprietes y “padrinazgo” de punteros que acosan a la policía para defender a los delincuentes.

LAS FISCALIAS RURALES

“La creación de la fiscalía es una decisión política, siempre se dijo que no hay recursos y se minimiza el efecto del abigeato; es inadmisible que no haya condenas cuando hay causas que están en orden para ir a juicio”, expresó el productor Oscar Muchutti,

Con una preocupante exposición de casos de abigeato por parte de productores rurales de la zona centro, se logró un nuevo compromiso del gobierno para la creación de una fiscalía específica de delitos rurales, cuya aplicación legal viene siendo esperada desde el año 2012 pero nunca llega a concretarse por “problemas de falta de fondos”, según reclamaron. Se anunció también una capacitación para fiscales y ayudantes del Ministerio Público, más la dotación de movilidad para la policía rural de Machagai.

Notas Relacionadas