Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207449
Hipólito Ruiz

Columnista

Las tierras del INTA, ¿en espera de una cortina de humo?

En algunas agencias de extensión del INTA hay silencio de radio. Pocos -o nadie en algunas de ellas- quieren hablar de los rumores sobre las tierras del instituto nacional de tecnología agropecuaria que se las quieren expropiar.

“No tenemos información, solo conocemos lo que se sabe por los medios”, dijo una fuente del organismo ante la consulta de NORTE RURAL.

La preocupación en la comunidad del INTA por la posible pérdida de sus históricos y necesarios campos para hacer experimentación agrícola fue creciendo en los últimos meses. Primero hubo una toma violenta en un campo de investigación forestal en El Bolsón, en la Patagonia. Y luego en Salta, en el otro extremo del país, se pudo neutralizar la ofensiva de un diputado del Frente para la Victoria para quitarle 500 hectáreas a la estación de Cerrillos, resume el sitio Bichos de Campo.

Luego de que distintas instancias del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) cuestionaran que no se les haya dado participación en la elaboración de un proyecto de ley que prevé la cesión de tierras de ese organismo nacional al gobierno de Salta para que lleve adelante un plan de urbanización, el tratamiento de la iniciativa quedó en suspenso, en principio, para posibilitar que se dé ese diálogo, reportó el diario Página/12.

Es de esperar que en la Argentina no se aproveche cualquier circunstancia y que estemos todos distraídos para avanzar en esta idea en cual ya hubo un rechazo enérgico de la sociedad argentina.

Matías Longoni, a través de su portal Bichos de Campo, aseguró que “ahora la rapiña de tierras del INTA empezó a consumarse desde el lugar menos sospechado: el propio Congreso Nacional. Y es que en la última sesión maratónica del jueves se aprobó, con votos del oficialismo y de la oposición, un proyecto que le quitaría al INTA un generoso lote ubicado en Sumalao, una localidad que quedó pegada a San Fernando de Catamarca, la capital provincial, por la expansión del ejido urbano. Tanto creció que hay un nuevo barrio llamado “INTA Sumalao”.

“Transfiérase a título gratuito a la Provincia de Catamarca el inmueble que detenta el Estado Nacional, ubicado en la ruta provincial 33 Kilómetro 4, Sumalao, departamento de Valle Viejo, Provincia de Catamarca. Matrícula catastral 16-24-17-7580, Folio Real 135, inscripto el 25/01/1941”, dice el proyecto que votaron en esa sesión ómnibus los senadores, y que ahora -con media sesión- va camino a Diputados.

FAA SE PRONUNCIA

Federación Agraria Argentina expresó hoy su honda preocupación ante los avances de legisladores del Frente de Todos que intentan expropiar tierras del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en distintos puntos del país.

“Hubo una primera embestida con tierras del INTA de Salta. Y en estos días vemos cómo prospera en el Congreso de la Nación un segundo avasallamiento que pretende quitar terrenos de Catamarca de dicho Instituto. En el mismo acto en que vacían al INTA, golpeando seriamente nuestra soberanía tecnológica, nos dejan desprotegidos a miles de pequeños y medianos productores de todo el país, que necesitamos de la tecnología y los desarrollos del INTA para ser competitivos y hacen peligrar fuentes de trabajo de profesionales del Instituto. No vamos a quedarnos de brazos cruzados”, señaló el presidente de FAA, Carlos Achetoni.

“Primero llegó un proyecto de ley a la Cámara de Diputados. Extrañamente, el diputado Selva de CABA pedía expropiar tierras del INTA de Salta (7063-D-2020). Con razones preocupantemente parecidas, el senador Mera presentó una iniciativa para expropiar tierras del Instituto en Catamarca (1104-S-2020), que ya fue aprobada la semana pasada en la Cámara Alta. Nos preguntamos, con la cantidad de tierras ociosas que tiene el Estado a lo largo y ancho del país, ¿por qué atentar de este modo contra el INTA?; ¿Qué objetivo real persiguen?”, añadió Achetoni.

Ambos proyectos esgrimen en sus fundamentos razones inherentes al acceso a la vivienda y/o a la educación de las personas, sin embargo, no explican por qué se eligen esos lotes que pertenecen al INTA para expropiar. “No hay ninguna razón comprensible para que castiguen así al INTA, e indirectamente a los pequeños y medianos productores que nos valemos de su potencial, sus conocimientos y su extensionismo a diario. Es inverosímil tener que estar a esta altura teniendo que explicar los enormes beneficios que el INTA tiene para el desarrollo integral de la Argentina”, dijo el presidente de FAA. Asimismo, destacó que las tierras que se buscan expropiar no se usan actualmente como resultado de la falta de recursos, que es una decisión del Estado, y no de los investigadores y extensionistas del Instituto. “Es una profecía autocumplida. No dan recursos para trabajar, y luego quieren expropiar por ser tierras supuestamente ociosas”, ironizó.

Notas Relacionadas