Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207417

Ropa de abrigo, un presupuesto aparte para estos días

El invierno empezó hace apenas un mes, pero esta semana será sin dudas una de las más frías del año.

Con las fuertes heladas que se vieron en toda la provincia, surge entre las familias la necesidad de renovar o proveerse de prendas para pasar los días más fríos y, en este contexto, las tiendas de ropa de la capital se preparan para abrigar a las familias y ya muestran carteles de liquidación, con un nivel de ofertas que en otros años aparecía casi en agosto.

Los locales anticipan ofertas, por un lado, por temor a que los percheros aún sigan llenos cuando deban lanzar la próxima colección.

A pesar de las bajas temperaturas, los transeúntes salieron a mirar vidrieras en la peatonal y locales aledaños, en busca de conseguir mejores y más abrigadas prendas para pasar el frío al menor precio posible.

Así lo pudo comprobar NORTE en una recorrida por los comercios céntricos de Resistencia, donde una campera abrigada para un joven adulto puede valer desde $8.000 hasta $15.000, depende el modelo y el estándar de la marca, pero con el beneficio de que se pueden adquirir con un 20% de descuento pagando en efectivo, junto con modelos a $9.300, $10.500 y $13.000.

Bajo la consigna de “oferta por liquidación”, por ejemplo, se pueden conseguir pantalones que antes valían $5.300 y ahora se ofrecen por $2.120; remeras de manga larga de $5.500 ya se consiguen por $2.750. Incluso hay camperas que pasaron de $14.000 a $7.000, y buzos sin capucha de tipo polar, se pueden conseguir entre $4.000 y $5.000, y los de tipo deportivo a unos $6200.

Sin embargo, por estas épocas puede que no se consigan ciertos talles debido a que la mayoría de los comercios se encuentra liquidando el stock del año pasado, preparando la nueva colección de invierno.

En los locales de la zona céntrica, las ofertas se relucen en las entradas de ferias y tiendas de ropa al por mayor. En estas tiendas, se ofrecen buenos descuentos llevando dos ropas similares.

Las rebajas generalizadas se aplican sobre precios de lista que en un comienzo habían generado sorpresa por lo elevados que eran.

Por ejemplo, buzos deportivos y suéteres se pueden conseguir desde $2.000 a $3.000, los abrigos polares pueden superar los $3.000 y las camperas más abrigadas salen entre $5.000 y $7.000.

No obstante, varios negocios afirmaron a este medio que los precios aumentaron al menos un 40 % desde el año pasado, y agregaron que los niveles de ventas subieron en estos días al tiempo que la temperatura bajaba.

El INDEC, que releva cada mes los valores en ropa y calzado, informó en mayo que estaban un 70% más caros que un año atrás, mientras que la inflación general avanzó un 48,8% en el mismo período.

Según la Cámara Industrial Argentina e Indumentaria, que se basa en otro método de cálculo, la suba de precios rondó en mayo el 48% interanual. Pero, en cualquier caso, admiten que con los precios fijados al inicio la gente prefirió esperar, lo que forzó a las empresas a liquidar antes.

Notas Relacionadas