Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207137
Hipólito Ruiz

Columnista

Con la camiseta en el pecho y el sentimiento en el corazón

Quienes tenemos la posibilidad de recorrer la provincia y hablar con productores agropecuarios, comerciantes, vecinos, docentes, podemos advertir de la incertidumbre por el futuro inmediato que existe.

Y no hablamos solo de la falta de empleo, y de posibilidades. Sino que ahora hablan de la búsqueda de posibilidades de que sus hijos puedan irse a buscar trabajo en otras tierras, tal vez lejanas a las nuestras.

Eso, convengamos, no ocurría en los pueblos chicos. Ahora, lamentablemente si. Pero, ¿ a dónde irán?.  

“Él se fue con el invierno. Él se ha ido a trabajar. No me ha escrito en mucho tiempo. Él dijo que volverá…Pero el tiempo pasó. No preguntes por qué, el ya no regresó a nuestro hogar…La frontera marcó su destino final”, dice una vieja canción de Alejandro Lerner con el gran Santana.

PARECIA TAN LEJANO

Una docente de la zona de Las Breñas, esposa de un productor agrícola, trata de buscar la posibilidad de cerrar un contacto con amigos en España para que sus dos hijos puedan ir a trabajar allí.

En Pampa del Infierno, una familia ganadera tiene a uno de sus sobrinos  residiendo en Italia y ahora busca alternativas para que su hijo pueda irse del país.

En Avia Terai, una familia reconocida celebra que su hija esté residiendo en Los Estados Unidos y pueda darles Educación a sus hijos y poder trabajar, inclusive ahorrando.

La sociedad siente que hay una opresión en crecimiento, que cada vez se hace más difícil para los que trabajan honradamente, y que siempre hay trabas para los que emprenden.

Aunque como decía un veterano cooperativista, “para la Nación, el Chaco no figura ni para el pronóstico del tiempo”, aquí también hay penas y alegrías. Pero también hay gente dispuesta a seguir llevando en alto las banderas de la paz, de la libertad, de la producción y del desarrollo.

APOSTAR AQUÍ

Pero, ¿quién dijo que todo está perdido? Hay muestras claras que es necesario fortalecer los vínculos entre los argentinos y ponernos a trabajar con la idea clara y objetiva de engrandecer al país. Será la lucha más fuerte, sin dudas, porque hará que apostar a la Educación, para que se pueda pensar en trabajo, en salud, en seguridad. Pero ante la voluntad inquebrantable de quienes quieran seguir apostando para que sus hijos y nietos sigan viviendo en este país, los monstruos gigantes con pie de barros, caerán. Dependerá de la sociedad, del apego a la ley y a la democracia. Hacia ese objetivo habrá que caminar, en paz y en libertad.

Notas Relacionadas