Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207092

Dibu Martínez: por qué repetiría lo de los penales y el “dormir como un bebé”

El arquero dijo que “no voy a pensar si me escuchan, es normal en el fútbol” y contó cómo se prepara para la final.

El golero argentino durante la conferencia de prensa de este viernes. Foto: Prensa Selección Argentina.

Emiliano Martínez hoy ya es conocido. Por esos penales que atajó contra Colombia, que pusieron a la Selección en la final contra Brasil, de este sábado desde las 21 en el Maracaná. Y por ese show, con gritos a los rivales, y también algún exabrupto, cuando los rivales cafeteros iban a patear, durante la semifinal. 

Por ese show, por ese ahora famoso "mirá que te como, hermano", el arquero del Aston Villa se hizo conocido porque hasta el momento resultaba de poca fama para el hincha, ya que jamás jugó en la Primera División de Argentina.

Y el arquero se refirió en conferencia de prensa a esa situación. "Hay muchos que estudian o miran o se concentran en sus pasos (de los rematadores). Hicimos de todo, estudiamos al rival con los arqueros y el entrenador de arqueros, no nos basamos sólo en eso. Nos decían: 'Enfrente eligen ustedes'. Yo decidí estudiar al rival y cómo se paraban. Yo sabía que les gustaba mirar, tuve que esperar hasta el final. Fue sólo impulsarme bien. Fue mi noche", dijo.

Y habló sobre las frases que dijo durante la definición por penales ante los Cafeteros. "La verdad, me da igual. En el futbol se dicen muchas cosas, dentro y fuera de la cancha. Es un partido de fútbol, esas cosas quedan en la cancha. Yo estoy concentrado en en ayudar a los defensores. No voy a pensar si me escuchan o no. Se escucha todo hoy en día. Siempre jugué igual, ahora se escuchan cosas que antes no se escuchaban. Es normal en el fútbol", agregó.


"Tengo buena relación con Ospina (arquero de Colombia) y lo felicité por los penales en los cuartos de final. Era algo que quería hacer, compartimos tres años en el Arsenal, hacíamos mano a mano en los entrenamientos. Estoy orgulloso de llegar a la final con mi país y dar una alegría en un daño muy duro", agregó.

Recordó su emoción tras eliminar a Colombia. "Las lágrimas son de orgullo, es mi sueño jugar una final con Selección, levantar un título, desde que me ponía los guantes siempre soñaba con jugar en la Selección y ganar un título. No hay mejor escenario que contra Brasil en el Maracaná, un sueño para todo juvenil argentino, todo el pueblo argentino quiere venos triunfar en Brasil". sostuvo.


"Esto es algo que soñé, desde chico. Desde el primer día, ponerme la camiseta uno de la Selección, no fue una presión, sino algo que Dios me dio, me merecía. Sabía que me iba a perder el nacimiento de mi hija y eso me hizo más fuerte mentalmente. Yo trabajo con mi psicólogo, tengo gente alrededor mío. Nunca lo tomé como una presión. Acá me ayudaron, especialmente el capitán, a estar al 100%. Lo estoy disfrutando, voy a dormir como un bebé, lo voy a disfrutar 90 minutos o 120", afirmó.

"Es un momento único en lo personal, como familia. Fui padre hace cuatro días y no conocí a mi hija, estoy buscando un sueño, levantar un título con la selección. Yo con la nueva camada de Scaloni, está la de Lionel, Otamendi, Kun, quienes llegaron a muchas finales y no consiguieron ese objetivo que se busca desde el 93. Nos amoldaron a esa experiencia, me sentí uno más desde el primer día que me tocó contra Chile. Nos ayudaron a hacernos más fuertes. No se ve la diferencia entre la vieja y la nueva camada. Eso es gracias a ellos. Pase lo que pase, nos vamos a ir con orgullo", afirmó Emiliano.

"Obviamente, clasificar a la final te da un bonus extra. Veníamos ganando y nos empatan (ante Colombia). Luego, no pudimos liquidar. Acá (la final) hay tiempo extra, en la semifinal fuimos directo a los penales. Colombia venía de ganar en los penales... era un momento duro, de te vas o te quedás. Duro para los dos. Para los jugadores, la tensión de no fallar. Mi tensión era ayudar, mis compañeros dependían de mí, me puse esa responsabilidad. No como presión sino como algo que hago desde los cinco años, me apasiona ayudar a los compañeros", contó.

"De Brasil todos sabemos el gran poderío de ataque que tiene, Neymar, Firmino, Richarlison, el que juegue tiene una calidad tremenda. Hace muchísmos años esperamos revancha en el Maracaná y estamos dispuestos a darlo todo", aseguró el argentino.


"Nosotros estamos motivados desde el primer día que llegamos a Ezeiza, cuando entramos en la burbuja antes de las Eliminatorias, el objetivo era la final. Después se dio que no se sabía si se jugaba, ni dónde. Eso nos puso mal, la queríamos jugar en nuestro país. Después se hizo en Brasil, lo tomamos muy bien. Hicimos muchísimos viajes, de Brasil a Argentina, fue muy cansador. Son 45 días, 70 personas, incluyendo utilero, cocinero, personal de prensa, directivos. Hubo un trabajo en conjunto que nos dio fuerza y nos dará fuerza para mañana", contó Emiliano.

Fuente: Olé.