Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/205403
Informe de una fundación argentina con datos oficiales

El Chaco es la segunda provincia con más matrimonios de chicas de 14 a 17 años

En el nordeste todavía hay situaciones que se siguen naturalizando. Cómo afecta la vida y la salud de menores de 18 años.

Un informe nacional reveló cuántas menores de 18 años se encuentran en una unión convivencial o matrimonio.

Aunque la investigación arroja una cifra promedio de 4,7% para todo el país, al medirse por departamentos casi todas las jurisdicciones del norte exceden ese parámetro.

En promedios provinciales las cifras más altas se observan en Misiones (7,2%), Chaco (6,9), Formosa (6,4%), Santa Fe y Entre Ríos (5,4%), Santiago del Estero y Corrientes (5,3%), Salta (5%), La Rioja (4,9%).

El abandono escolar es una de las consecuencias más frecuentes en las niñas y adolescentes que se casan (foto ilustrativa de una secundaria de Resistencia en 2017). Foto: Archivo

Por departamentos 

Cuanto más se hace foco hacia los territorios, mayor es la precisión de los datos.

Con 206 chicas de 14 a 17 años, el departamento Ramón Lista, en Formosa, registra el porcentaje más alto: 15,4%. En ese grupo de edades el total de habitantes es de 1.338, según el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010.

Los departamentos en rojo son los de mayor índice de uniones con infantes. Foto: FEIM

Mientras que en el departamento Tapenagá, Chaco, la población infantoadolescente que convive o contrajo matrimonio alcanza el 12,1%; es decir 50 de 413 habitantes de la misma edad.

En Misiones tres departamentos les siguen: Guaraní, con 11,2% (755 de 6.752 chicas); General Manuel Belgrano, con 11,1% (477 de 4.295) y San Pedro, con 10,9% (363 de 3.335).

La sexta posición también la ocupa un departamento formoseño, el Bermejo, con 10,6% (142 de 1.341 habitantes de la misma etapa).

El trabajo de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) busca contribuir para la mejora de condiciones sociales, laborales, educativas, legales, económicas y de salud de niñas, adolescentes y mujeres.

Algunas definiciones 

Un matrimonio de niñas, niños y adolescentes es toda unión formal o informal en la que una o las dos partes tienen menos de 18 años.

Entre los problemas asociados a ese tipo de vínculos están: abandono escolar (estudios secundarios y superiores), maternidad adolescente, aumento de violencia de género y más riesgos de infección con VIH y otras sexuales.

Para llegar a esa conclusión se tuvieron en cuenta datos estadísticos de población por provincia y por departamento; número de embarazos en edad adolescente según matrimonio o convivencia y análisis de denuncias por violencia de género en niñas en situación de convivencia.

El consentimiento es clave 

El Fondo de población de las Naciones Unidas (UNFPA) registró un descenso en cifras de matrimonios de niñas y adolescentes en el mundo a partir de 1980. Sin embargo en la región latinoamerican la proporción permanece estable.

La publicación “Una realidad oculta para niñas y adolescentes: matrimonios y uniones tempranas y forzadas en Latinoamérica y el Caribe”advierte que el 30% de las mujeres de 20 a 49 años se casaron o convivían antes de los 18 años. Y el 18% antes de los 15 años.

En las uniones convivenciales entre adolescentes y adultos se considera que es una decisión forzada si una o ambas no consintieron libremente. Para los casos de menores de 15 años la situación se advierte que siempre es forzada, ya que no tienen capacidad de consentir.

El informe busca acompañar la capacidad de más mujeres y niñas para “tomar libremente todas las decisiones que se refieren a sus vidas, incluida sobre su sexualidad y reproducción, sin ningún tipo de violencia, coerción ni discriminación”.

Maternidad y escolarización 

En el país Tucumán, Entre Ríos, Misiones y Chaco registran el mayor número de jóvenes menores de 20 años convivientes.

De ese grupo, las provincias de Misiones y Chaco presentan mayores porcentajes de madres con primaria y ciclo básico incompletos. 

La legislación argentina establece que tanto padres como madres de 13 a 18 años  pueden decidir y hacer por sí mismos todo lo necesario para el cuidado, educación y salud de sus hijos.

Sin embargo ante actos muy importantes para la vida de un hijo (como darlo en adopción o una intervención quirúrgica que pone en peligro su vida) necesita que sus propios padres den el asentimiento.

Cuando el feminicida es un conviviente

La Línea 144 recibió 688 denuncias de 2019 a mediados de 2020. Hubo víctimas de 10 y 18 años. Foto: Buenosaires.gob.ar

De octubre de 2019 a marzo de 2021 la Línea telefónica 137 del Ministerio de Justicia recibió 14.909 llamadas de niñas, niños y adolescentes por situaciones de violencia. Las más frecuentes fueron de CABA, Misiones y Chaco.

En tanto que la Línea 144 del Ministerio de las Mujeres de la Nación registró 688 denuncias de 2019 hasta mediados de 2020. Entre ellas casos de 10 y 18 años. En el 50% el agresor era el novio o un ex.

Y la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia revela que de 2017 a 2019 los 119 femicidios de niñas y jóvenes menores de 20 años fueron cometidos por un agresor directo o vinculado. Dos niñas y adolescentes de 14 a 19 años fueron víctimas directas. En la mitad de los casos el vínculo era de un novio o exnovio.

Otras 47 niñas de hasta 14 años fueron ultimadas en femicidios vinculados. En el 58% de los casos eran sus padres o padrastros y en el 2% (un caso) el novio. 

Notas Relacionadas