Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/205039
Aumentó 8,7% en abril con respecto a marzo 

Alimentos de la mesa familiar: sigue subiendo la brecha entre precios en el campo y la góndola

El índice que elabora CAME mostró el mes pasado que los productos con mayor suba en sus brechas fueron la naranja, con un alza de 86,5%, limón (+83,3%), repollo (+23,3%) y zanahoria (+22,5%). 

La brecha de precios para el promedio de los 24 principales alimentos agropecuarios que participan de la mesa familiar aumentó 8,7% en abril, al subir de 4,29 veces en marzo a 4,67 veces. La desmejora se explica por una caída de 3,7% en los precios al productor y un incremento de 1,63% en el costo que pagó el consumidor en comercios de cercanía. Zanahoria y calabaza fueron los productos con más brecha y acelga, huevo y pollo, los de menos.

La brecha de precios para 24 alimentos agropecuarios que participan de la mesa familiar aumentó 8,7% en abril. La desmejora se explica por una caída de 3,7% en los precios al productor y un incremento de 1,63% en el costo que pagó el consumidor en comercios.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a los precios de origen de las principales zonas de producción y a más de 700 precios de cada producto en destino, relevados no solo en verdulerías y mercados por un equipo de 30 encuestadores, sino también mediante un monitoreo de los importes online de los principales hipermercados del país, durante la segunda quincena del mes.   

El informe señala que la diferencia de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor en el campo por sus alimentos agropecuarios subió 8,7% en abril. La variación fue impulsada por una caída de 3,74% en los desembolsos al productor, mientras que los costos al consumidor tuvieron una suba de 1,63% en los comercios pymes de cercanía y una baja de 0,44% en los hipermercados.

Así, en abril, para los 24 agroalimentos de consumo familiar relevados, los consumidores pagaron en promedio 4,67 veces más de lo que cobró el productor en la tranquera de sus chacras. En marzo esa desigualdad fue de 4,29 veces y en febrero de 4,42 veces.

Los productos con mayor suba mensual en sus brechas fueron: naranja, con un alza de 86,5%, limón (+83,3%), repollo (+23,3%) y zanahoria (+22,5%). Los de mayores bajas fueron tomate y mandarina (ambos descendieron 13,4%), y calabaza (-11,5%).

Otros datos de abril

El IPOD Frutihortícola subió 10% en el mes y la brecha para esos productos promedió en 4,96 veces. Mientras que el IPOD ganadero bajó 5,5%, con una disparidad promedio de 3,23 veces. Este índice resultó 34,9% más bajo que el agrícola, ampliando esa diferencia frente a marzo.

En tanto, la participación del productor en el precio final cayó 6,1%, de 29,9% en marzo a 28,1% en abril.

Mayores y menores brechas

En abril, las mayores desigualdades se dieron en zanahoria, con una diferencia de 14,3 veces, calabaza con 9,4 veces, zapallito (8,5 veces) y limón (7,8 veces).

Mientras que los productos con menores disparidades, en tanto, fueron acelga (1,6 veces), huevos (2,2 veces), pollo (2,2 veces) y repollo (2,3).

Donde más subió y más bajó la brecha

En abril hubo 14 productos con subas en sus brechas y 10 con bajas, que determinaron un incremento promedio de 8,7% en el IPOD del mes: 

-IPOD naranja: trepó 86,5%, por una disminución de 46,2% en los precios de origen y un aumento de 0,3% en los de destino. La variación del monto en origen, según comentaron los productores, responde a que aumentó la oferta por el inicio de la cosecha local, sumado al descarte de la elaboración de Rusia. Interanualmente, se observa una variación del 142,85% en el importe de origen.

-IPOD limón: escaló 83,3%, con descensos de 56,2% en los precios de origen y de 19,7% en los costos de destino. En origen, la variación, de acuerdo con lo informado por los productores, se debe a un aumento en la oferta. Interanualmente, los montos de origen subieron 121,81%.

-IPOD tomate: bajó 13,4%. Esta reducción responde a un alza de 7,4% en los importes de origen y una disminución del 7% en los de destino. Interanualmente, se observa una caída de 18,65% en el costo de origen.

-IPOD mandarina: descendió 13,4%, tras un aumento de 0,7% en los precios de origen y un descenso de 12,8% en los importes al consumidor. Interanualmente, se observa una variación de 178,8% en el monto de origen.

Participación del productor

La participación promedio del productor en el precio final de los 24 productos agropecuarios bajó 6,1%, ubicándose en 28,1% en abril.

La mejor situación la volvió a tener la acelga, donde el productor recibió en promedio el 61% del precio de venta minorista de esa verdura, aunque algo menos del 65% que había recibido en marzo. También la zanahoria volvió a ser el producto en peor situación: el productor apenas se llevó el 7% de lo que pagó el consumidor (había sido el 8,6% en marzo).

El IPOD es un indicador para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces los precios de los productos agropecuarios, desde que salen del campo hasta que llegan al consumidor. Estas desigualdades son muy dispares según producto, región, forma de comercialización y época del año.

En general, las diferencias se deben a un conjunto de comportamientos. Por un lado, los especulativos, adoptados por diversos actores de la cadena de valor que abusan de su posición dominante en el mercado –básicamente, los hipermercados, los galpones de empaque y cámaras de frío–. Por el otro, factores tales como la estacionalidad, que afecta a determinados productos en algunas épocas del año, las adversidades agroclimáticas, y los costos de almacenamiento/acopio y transporte, entre otros.