Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203964

Sager busca resolver el conflicto por el edificio del NBCH

Fue tras la advertencia de bancarios de iniciar un paro por tiempo indeterminado, hasta que sean desalojados los tres pisos que desde 1994 ocupa la Legislatura provincial.

’Dejando de lado los agravios personales de los que fui objeto, insto a los dirigentes gremiales a no poner a la gente y la economía chaqueña en medio de un conflicto que no ocasionamos nosotros, y que queremos resolver tanto como ellos‘, indicó Hugo Sager, titular del Poder Legislativo provincial.

El diputado Hugo Sager llamó al diálogo luego del reclamo de La Bancaria Chaco por la devolución de las instalaciones que ocupa la Legislatura chaqueña.

Al respecto, lamentó que ‘acusen de ’okupas’ a más de 600 trabajadores y trabajadoras de un Poder del Estado‘.

En este sentido, recordó que la Cámara de Diputados alquila las oficinas del edificio ubicado en la esquina de Güemes e Hipólito Yrigoyen desde la presidencia de Emilio Carrara, en 1994, y que el contrato se fue renovando durante los mandatos de Julio René Sotelo, Eduardo Moro, Carlos Urlich, Alicia Mastandrea, Juan José Bergia, Eduardo Aguilar, Darío Bacileff Ivanoff, Élida Cuesta y la actual gestión.

‘Este Poder lleva años tratando de concretar el sueño de la casa propia para la familia legislativa, somos los principales interesados, pero cuatro años de pandemia neoliberal y dos años de pandemia sanitaria volvieron a postergar ese sueño. Hoy nuestra tarea es asegurarnos de que los trabajadores y trabajadoras puedan desempeñar su labor con seguridad, y que el sistema republicano siga funcionando‘, analizó.

Aseguró que desde los primeros días de marzo ese Poder trabaja en un programa para relocalizar decenas de oficinas administrativas y parlamentarias, incluidos los despachos de 31 legisladores, y aclaró que ‘no es momento de seguir tensionando a la sociedad, que nos quiere para un rol más importante, que es la concreción y el mejoramiento de la economía; una medida de fuerza en un banco afecta a miles de pymes que la están luchando día a día, y el Estado se ha hecho presente pero necesitamos seguir construyendo puentes y terminar con la grieta‘.