Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203812

Mejor delivery: ¿Qué pasa con la comida hospitalaria?

La pregunta no es nueva y cada tanto vuelve a ponerse sobre el tapete.

A mediados del año pasado se había hablado mucho sobre la queja de una paciente de Neonatología del Hospital Perrando que había encontrado gorgojos y hasta gusanos en su vianda diaria. El caso tuvo una amplia repercusión a partir de las imágenes que compartió en redes sociales.

Las elocuentes imágenes compartidas por el médico del hospital Perrando, Julio Picón.

Casi un año después la situación se revive, pero esta vez a través de la queja de un reconocido médico de la institución pero que, pudo saber NORTE, es un reclamo compartido y constante tanto del personal como de los pacientes.

“¿Por qué será que cuando estoy de guardia prefiero comprar comida y que me la traigan por delivery y no arriesgarme con la del hospital?”. Esa fue la pregunta que hizo a través de su perfil de Twitter el médico cirujano y docente universitario Julio Picón, y acompañó el mensaje de dos fotos del menú que eran bastante elocuentes: Dentro de la bandeja descartable y envuelta en film se veía claramente un par de moscas, y de muy buen tamaño.

El tuit del médico, quien asegura que pide comida por delivery cuando está de guardia.

Las respuestas no se hicieron esperar, e iban desde algunas humoradas e ironías (“son proteínas nomas”; “cómo se criaron los gorgojos”; “es comida gourmet”), a otras inquietudes más preocupantes. Una usuaria se preguntó: “Si a los médicos le dan esto, imagínense a los pacientes”.

Consultado por NORTE, el propio Picón admitió que “es un tema recurrente, ya naturalizamos que la comida no sea de calidad. La mandan dentro de bolsas negras, todas las bandejas juntas, llegan fuera de horario” comentó. Y remarcó que son reclamos “infinitos y que cuando se hacen públicos mejora durante un tiempo, pero después vuelve todo a lo mismo”.

Y el problema lo sufren tanto personal como pacientes, y no solo en el Perrando. “Ayer hicimos una vaca entre el personal del Hospital Eva Perón de Barranqueras para comprar yerba y azúcar para el cocido nuestro y de los pacientes” graficó Picón con  el ejemplo de lo ocurrido en otro de los hospitales donde se desempeña y se vive una situación similar.

Notas Relacionadas