Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203593

El centro chaqueño reclama que se reconstruya la ruta nacional 95

El área agrícola ganadera que aporta dinero a las arcas provinciales del estado asegura que no hay inversión. El ramo de sáenz peña a La Tigra, el más complicado.

Sáenz Peña (Agencia). La ruta nacional 95, que atraviesa el Chaco de norte a sur, en su travesía por el centro de la provincia, evidencia daños graves en su abandonada estructura. Esto genera inconvenientes a comerciantes y vecinos de varias localidades que la transitan regularmente.

La zona de la provincia atravesada por la ruta nacional 95, es un área agrícola ganadera que aporta el dinero de toneladas de cereales y carne a la caja del Estado, no concretándose hasta el momento en obras que la recuperen definitivamente.

La Cámara de Comercio de La Tigra reclama la reparación de la ruta que los conecta con Sáenz Peña.

Desde hace varios años, solamente se hacen reparaciones provisorias en una carretera que expone deterioro desde Juan José Castelli hasta más allá de los límites con Santa Fe. El trayecto de 40 kilómetros entre Presidencia Roque Sáenz Peña y La Tigra es un claro ejemplo de lo dañada que está la ruta que conecta el noreste del país con la provincia de Santa Fe.

El deteriorado pavimento genera peligro para el tránsito vehicular, debido a los profundos baches que ocupan todo el ancho de la ruta, extendiéndose el daño por varios kilómetros.

‘En la última reunión de la Cámara de Comercio de La Tigra, fue uno de los puntos tratados el deterioro de la ruta 95, que nos afecta al sector comercial en la logística‘, dice a NORTE Jorge Pintos, presidente de la entidad.

El comerciante acotaba que ‘el estado de la cinta asfáltica genera inconvenientes a todos los vecinos, ya que ante cualquier emergencia debemos viajar a Presidencia Roque Sáenz Peña y nos exponemos a que nos ocurra un accidente por los profundos baches‘. Se suma la experiencia de Nélson Encina, residente en Sáenz Peña, quien acota que ‘la semana pasada, en el tramo que pasa frente la estación experimental del INTA, rompí dos cubiertas de mi auto‘.

‘Conozco la ruta, pero me encontré con pozos nuevos y que tienen bordes filosos, que provocaron que dos neumáticos quedaran destrozados y estuve obligado a pedir que me auxilien, porque no podía continuar viaje‘, refiere. En este contexto, agrega que ‘el seguro no cubre esos daños en el vehículo provocados por el pésimo estado de la calzada‘.

PELIGROSAS SORPRESAS

Los habitantes de esta ciudad y de localidades vecinas, conocen bien el trayecto de la 95 porque la transitan casi diariamente. ‘Pero el problema está en que hoy las roturas las tenemos identificadas en qué sector están, pero mañana aparecen de la nada otras grietas‘.

‘Con luz de día, en el transitar, uno va esquivando los hoyos pero en horas de la noche es casi imposible divisarlos. Pongamos como ejemplo, si por una urgencia médica tenemos que viajar a Sáenz Peña en horario nocturno, el peligro se potencia‘, acota el presidente de la Cámara de Comercio de La Tigra.

El mercadante aclara también que, ‘en el tramo que conecta al pueblo con Villa Ángela, la cinta asfáltica está en buenas condiciones, siendo el inconveniente los 40 kilómetros entre la localidad y la ciudad de Sáenz Peña‘.

‘Lo que pedimos, los comerciantes y vecinos, es que la solución sea efectiva y pronta porque cada día la vía está peor‘, señala.

‘Las únicas obras que vemos hasta el momento son parches para tapar el socavón y esa no es la solución, porque a las pocas horas el tapón desaparece y el peligro sigue estando‘, reclama Jorge Pintos. Cabe recordar que, hasta hace unos años atrás, en cercanía de La Tigra, un cartel de obra del gobierno nacional anunciaba la reparación de la ruta 95, ‘pero quedó todo incluso‘. 

Notas Relacionadas