Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203089
Mendoza

Guardaron 100 vacunas chinas en el freezer de las rusas: evalúan si tienen que tirarlas

El lote de Sinopharm fue almacenado en un freezer a -18°, en lugar de ser conservado a una temperatura de entre 2°C y 8°C.

A causa de una confusión que se produjo en Mendoza, unas 100 vacunas chinas contra el coronavirus podrían darse por perdidas. Básicamente, lo que sucedió es que guardaron las dosis de Sinopharm en el freezer de las Sputnik V, que se conservan a una temperatura menor.  

En consecuencia, las vacunas de China se congelaron y se abrió un debate sobre si deberán ser desechadas o si se podrán aplicar igualmente.

La equivocación ocurrió el viernes pasado en el polideportivo Vicente Polimeni del departamento de Las Heras, donde se vacunaban diferentes grupos prioritarios como personal docente y adultos mayores.

Según se dio a conocer, el lote de Sinopharm fue almacenado en un freezer a -18°, en lugar de ser conservado a una temperatura de entre 2°C y 8°C. 

En el momento que se dieron cuenta del error, las dosis fueron retiradas de las instalaciones, e informaron lo ocurrido al Gobierno y al Ente Nacional Regulador de Vacunas para que las autoridades aprueben su uso. 

Tras lo ocurrido, legisladores provinciales del Frente de Todos presentaron un pedido de informe a fin de dar comienzo a una investigación.

"Ha sucedido en Mendoza un hecho de gravedad: se habrían cometido errores en la conservación de vacunas contra COVID en Las Heras, lo que podría implicar la pérdida de una importante cantidad de dosis",  remarcó el senador Samuel Barcudi, a través de un hilo que abrió en su cuenta de Twitter.

Y agregó: "Esta situación nos preocupa y mucho, por eso, hemos presentado un pedido de informe solicitando precisiones y explicaciones sobre el tema de carácter urgente". 

Según declaró la ministra de Salud mendocina, Ana María Nadal, las vacunas podrán usarse ya que deben descartarse cuando pierden la cadena de frío, no cuando se congelan, con lo cual esperan que sean devueltas tras completar los procedimientos administrativos. 

Se estima que las vacunas deberán permanecer 40 días aisladas para su descongelamiento y, en caso de ser autorizadas, podrán ser utilizadas.

Fuente: cronista.com