Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203079
Charata

Secheep: cortes por alta morosidad y quejas por aumentos

La gerencia local ha trabajado en mejorar la gestión, que desde hace unos años viene golpeada por los mismos vaivenes de la empresa provincial.

CHARATA (Agencia) Los conflictos entre usuarios y la empresa provincial de energía, Secheep, no dan tregua desde hace unos años en la región. Particularmente, en Charata. Las deudas llegan en algunos casos hasta un año, pero también hay facturaciones con cifras exorbitantes para viviendas familiares.

Usuarios se dividen entre quienes buscan regularizar, y los reclaman situaciones de errores en la facturación o lectura.

“Salir a cortar la energía eléctrica a los usuarios que deben varios meses no es una decisión del Gobierno Provincial sino una decisión empresarial porque nos encontramos en la mayoría de las localidades -que tienen que ver con la gerencia- un alto grado de morosidad”, explicó el gerente de Secheep Charata, Orlando Raffin

El funcionario sostiene que la morosidad está alrededor del 60 por ciento de los usuarios “un número elevado y alarmante para la empresa”.  El operativo de corte del suministro corresponde a las facturas del período 11 del 2020, que tenían vencimiento en febrero. 

“Desde la empresa siempre se han facilitado las opciones de poder regularizar a través de convenios o a través del pago con tarjetas de créditos, así que la empresa está predispuesta a poder solucionar los inconvenientes entre los usuarios que están debiendo”, explicó

Lo cierto es que también las denuncias de usuarios de sobrefacturación e irregularidades en la misma, también se hicieron presentes. Una situación que comenzó allá por 2018 cuando se cambió la facturación, y llegaban dos facturas de diferentes períodos con exactamente el mismo consumo y altos aumentos. En el marco de una  gran deuda con CAMESA. 

Si bien existe la morosidad, la comunidad se ha manifestado por los importantes aumentos, a lo que la empresa respondió que se hicieron inversiones tanto en la planta urbana como zona rural. En esta oportunidad, llegaron facturas a viviendas familiares más allá de los 20 mil pesos, por ejemplo. 

Estos operativos se están realizando en Localidades como Gancedo, Hermoso Campo, Pinedo, Charata, Las Breñas, Corzuela y Campo Largo, que comprenden la totalidad de las localidades de esta gerencia y con un elevado grado de morosidad. “Trabajamos para concretar algunas obras y a veces se nos complica poder realizarlas porque necesitamos tener una recaudación adecuada y no la tenemos”, reconoció Raffin

El gerente señaló que “la gente está respondiendo con los pagos, se están acercando”, pero reconoció que “se presentan preocupados porque al no pagar varios periodos no pueden completar el pago, y cuando se corta lo que tiene que hacer la gente es regularizar. Hay situaciones que no pueden abonar y estamos hablando de cifras muy importantes, nosotros sabemos que la situación no es fácil y no es cómoda, pero la empresa tiene facilidades y convenios para concretar esos pagos”. 

Raffin agregó que hay casos de gente con más de un año de deudas, y que estos casos “hacen imposible sostener obras o mantenimiento a una empresa.”

Notas Relacionadas