Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/202753
María del Socorro Foio, socióloga de la UNNE

"Es una necesidad reconocer las diferencias de género en la universidad"

La docente universitaria María del Socorro Foio dialogó con NORTE sobre algunos conceptos que se trataron en una charla de esta semana. 

Marcha del 9 de marzo de 2020. foto de Codiunne.

“Los descubrimientos más importantes, las tecnologías más avanzadas, no están al servicio de la humanidad; cuando en realidad se han construido con el trabajo de todos. Es importante compartir estos temas juntos hombres y mujeres”, planteó la socióloga María del Socorro Foio.

Como parte del Paro Internacional por el Día de la Mujer Codiunne organizó un encuentro vía Zoom con las docentes y delegadas sindicales Martha Angélica Álvarez y María del Socorro Foio.

Las dos aportaron reflexiones sobre “Género y relaciones de poder en la docencia universitaria”, además de propiciar un intercambio de ideas y experiencias sobre el ejercicio de derechos en el ámbito de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

 “La persistencia del patriarcado en el ámbito docente implica la existencia de inequidades para mujeres, travestis, trans, lesbianas, bisexuales y no binaries. Entre estas inequidades se encuentra la oposición a reivindicaciones en defensa de sus derechos laborales”, indicó la también delegada sindical.

“Es una necesidad reconocer y luchar contra las diferencias de género en la universidad a través de sus estructuras internas y en la experiencia de las prácticas cotidianas, tanto en planos formales e informales, como explícitos e implícitos. Por ejemplo en la negación a las mujeres en el acceso al capital académico y al poder político”, señaló Foio.

El modelo patriarcal nos atraviesa a las mujeres tanto en las actitudes confrontativas como en las dificultades de escucharnos y de escuchar la construcción de las diferencias, en la posibilidad de ver metas y objetivos compartidos como algo que nos alimenta en el deseo. Por eso ver las diferencias es algo que nos enriquece. 

Se habló también del control que ejercen los grandes grupos económicos que modelan desde la infancia lo que se compra, lo que se usa, lo que se lee, consume y a quién votar. “Muchas de esas elecciones no son conscientes”, apunta.  

Marcha del 9 de marzo de 2020. foto de Codiunne.

En las formas de acoso, abuso, persecución a las mujeres y disidencias en situaciones que provocan debilidad en la capacidad para sentirse parte de un colectivo sometido.

Por ejemplo mujeres que se sienten privilegiadas por detentar posiciones relevantes en los planos político y académico.   

Si sigue la dominación patriarcal aumentará la brecha entre mujeres y hombres; la feminización de la pobreza el feminicidio”, entre otras problemáticas. “De ahí la necesidad de unidad de las mujeres apelando a su propio lenguaje y simbolización ya que durante 4.000 años las explicaciones oficiales del mundo y los modos institucionales de gestionarlo han sido masculinos”.