Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/201082
El mayor de los hermanos Hidalgo

El mejor día de Domingo

Domingo Hidalgo vivía en Colonia Amadeo. Se dedicaba a la agricultura en un campo que alquilaba su padre. Sembraba algodón. En esos tiempos el arado era tirado por bueyes y el sembrador conducía desde atrás. Tenía una pasión: el ciclismo. Armó una bicicleta fija en la casa. También pedaleaba cruzando los surcos, para obtener resistencia.

Los fines de semana hacía, acompañado de otros ciclistas, la ruta de tierra Margarita Belén - General San Martín. En el trayecto había un tramo largo muy arenoso. En una ocasión lo siguió un Ford A. Cuando los alcanzó, el conductor les dijo: “Les estuve tomando el tiempo, 38 km por hora en la arena. Los felicito”.

Domingo ganó su primera carrera a los 17 años. Participó en competiciones en Resistencia, el interior, Corrientes, Formosa, Misiones, Santa Fe, Buenos Aires,  Río Negro, Paraguay. En todas terminó en puestos de vanguardia. 

Para la estadía y los costos de traslado recibía apoyo de comerciantes chaqueños. Los más importantes aportes fueron de Agazzani y Romagnoli. En algunas ocasiones los organizadores se hacían cargo de los gastos. El ciclismo era un deporte realmente amateur.

La prueba más atrayente en la región era la vuelta al Chaco. Se iniciaba en Resistencia, se pasaba por Sáenz Peña y Villa Ángela y terminaba en el lugar de origen: 600 km de tierra. La gente se acercaba a la ruta para ver pasar y para alentar a los corredores.

En el año 1957 vinieron participantes de varias provincias. La delegación de Buenos Aires traía al campeón nacional y corría con buena logística. Eso los diferenciaba del resto. A lo largo de la prueba, en el pelotón de adelante estuvieron Hidalgo y el campeón argentino. La última etapa se corría un domingo. Cinco km antes de la llegada, Domingo alcanzó la punta. Cerca de la cinta extendió un brazo, saludando. A la llegada, en el centro de la ciudad, la multitud lo llevó en andas hasta la plaza principal. Después, la entrega de la copa y las fotos. Fue el domingo de Domingo.

Por esos tiempos comenzó a correr su hermano Fermín, se entrenaban juntos y lo acompañó en varias carreras. Cuando llegó a los 40 años, Domingo le dijo: esta es mi última carrera, la voy a ganar, dejaré bien lejos a los correntinos. 

Era en Corrientes. En la largada rozó a un competidor, perdió el equilibrio y se cayó, la cabeza chocó contra el pavimento. Inconsciente, lo llevaron de urgencia al hospital y horas después falleció. El cortejo fue una caravana interminable de ciclistas. 

Estaba casado con la hermana del chamamecero Marcos Bassi, muy conocido en la región, y tenían dos hijas. El músico tiene un busto a la entrada del pueblo. Margarita Belén pueblo que me vio nacer, con arpegios de querer va este chamamé sentido y verás que no te olvido mi Margarita Belén. La viuda vive allí.

También ese año comenzó a participar de las competencias el hermano menor, José. Alto y con físico ideal para la práctica del deporte, llegó a ser una figura importante en el ciclismo regional. Se retiró a los 40 años, actualmente tiene 80  y vive en Margarita. Él cerró el ciclo exitoso de los hermanos Hidalgo en el ciclismo.

Domingo había dejado la actividad unos años antes. Se compró una casa en Resistencia y con un socio alquiló un local y pusieron la bicicletería Hidalgo. Me contó que fue hasta cuarto grado pero aprendió mucho viajando y conociendo gente, lo que le sirvió para montar el negocio. La bicicletería está sobre la avenida 25 de Mayo y la atiende su hija.

Con el tiempo, los hijos lo convencieron para que siguiera corriendo. Comenzó a hacerlo en la categoría veteranos y ganó varias carreras. Cuando llegó a los 60 años se retiró. Ahora tiene 88, su esposa 80, y es un gusto verlos saludables, alegres. También es muy agradable conversar con él: a las preguntas responde sonriendo y cuenta muchas anécdotas.

Siempre hizo vida sana, nunca tomó alcohol y no fumó. Tampoco toma mate. Tienen 2 hijos, 8 nietos y 6 bisnietos. Cuando recuerda su vida como ciclista siempre termina rememorando aquella jornada. El domingo de Domingo. Fue el mejor día de su vida. 

Temas en esta nota

Ciclismo