Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/200717

General San Martín: el Río de Oro sigue postergado

Distintas instituciones de la ciudad, junto con otras de localidades vecinas, llevan décadas peticionando la obra para aprovechamiento hídrico.

GENERAL SAN MARTÍN (Agencia) -En 2016 las entidades de General San Martín expresaron su beneplácito por la novedad referida al buen avance en el ámbito nacional del proyecto de obra para un mayor aprovechamiento del Río de Oro.

RIO-DE-OROS.jpg
La obra de adecuación del Río de Oro sigue siendo postergada. Preocupación de instituciones.

Los viejos anhelos por concretar obras hídricas fundamentales y de vital importancia para el departamento Libertador General San Martín en ese entonces han cobrado vigencia por estar entre las prioridades del Plan Nacional de Nuevas Áreas de Riego, organizada por la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación.

Todo indicaba el inminente inicio de la obra.

Después de cuatro años no se hizo absolutamente nada. Así surge el interrogante en que vericueto de la burocracia duerme dicho proyecto. Hablar del aprovechamiento del Río de Oro implica hacer referencia al riego, a evitar inundaciones de campos y de otros beneficios.

DÉCADAS DE GESTIONES

Las instituciones de General San Martín llevan décadas, junto con otras instituciones de localidades vecinas, peticionando por un mayor aprovechamiento hídrico; para terminar con los efectos de sequías e inundaciones.

A comienzo de 2020 se completó la documentación técnica para el llamado a licitación. Exactamente un año después el asunto sigue postergado.

El Río de Oro es una herramienta productiva que necesita ser acondicionada y un recurso natural que debe ser protegido; el proyecto de la obra contempla cada uno de esos factores.
El área de su cuenca es de más de 300.000 hectáreas, mucha de esa superficie está en General San Martín.

Además son muchos los arroyos, esteros y lagunas que desembocan en el Río de Oro, el óptimo manejo de la cuenca permitirá desagües rápidos y eficientes, lo que terminará con una gran cantidad de hectáreas que por hoy son anegadizas e inundables.