Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/200711

Pochettino campeón en su tercer partido en Francia

PSG se quedó con la Supercopa de Francia al derrotar 2-1 a Olympique de Marsella con goles de Icardi (asistencia de Di María) y de Neymar -penal-. Payet descontó sobre el final. El entrenador argentino ya empieza a festejar con su nuevo equipo.

12.jfif
Celebran Pochettino y Neymar. Foto: Prensa PSG.

Mauricio Pochettino lleva 11 días en el cargo de entrenador de Paris Saint Germain. Y en ese lapso ya sabe lo que es salir campeón. Es que su equipo derrotó 2-1 a Olympique de Marsella en la Supercopa de Francia. Mauro Icardi (asistencia de Ángel Di María) y Neymar -de penal- marcaron para el ganador, mientras que Dimitri Payet descontó a falta de cinco minutos para el cierre del encuentro.

Si bien aún el tiempo de trabajo es escaso dado que tuvieron pocos entrenamientos por la sumatoria de partidos y de viajes (tercer cotejo en una semana y media), los jugadores van entendiendo paulatinamente la idea que pregona el entrenador argentino.

Lógico, todavía existen ciertos desajustes colectivos e individuales que van a ir corrigiendo con el correr del tiempo. De todos modos, se puede contemplar un equipo ofensivo, que quiere tener la pelota la mayor cantidad de tiempo y, además, aprovechar los espacios cuando tiene campo para correr.

Las variantes que poseen los parisinos son tantas que el primer tanto llegó a partir de un centro cruzado del Fideo que conectó Icardi y mandó hasta el fondo de la red luego de un rebote que dejó el arquero. Luego, el propio centrodelantero aprovechó un pase al vacío y generó una falta dentro del área. Y más allá de las ganas de aumentar el contador personal, le cedió la oportunidad a Neymar, quien venció sin problemas a Mandanda desde los 12 pasos.

11.jfif
Coronación del Paris Saint Germain. Prensa PSG.

En lo que respecta al triunfo ante el Marsella, PSG contó con Icardi, Di María y Leandro Paredes desde el arranque (los tres salieron reemplazados), mientras que el conjunto derrotado tuvo a Darío Benedetto durante 30 minutos del segundo tiempo y a Leonardo Balerdi en el banco de suplentes.

Rápida felicidad para Pochettino que sabe que deberá mejorar porque la exigencia cada vez será mayor: se viene la segunda parte de la Ligue 1 y los octavos de la Champions frente a Barcelona. Sin embargo, el primer paso fue dado con éxito.

Fuente: Olé.