Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/200685
EL DIRECTOR DEL PERRANDO SE RESPONSABILIZÓ POR LA INMUNIZACIÓN AL SACERDOTE DEL BLANCO

Una vacunación polémica reavivó versiones de aplicaciones “de favor”

 La discusión se instaló en las redes sociales. Las autoridades dicen que se respetan las pautas sobre priori­dades.

En todos estos meses se habló de la importancia que tienen los médicos en su diaria lucha contra la pandemia, de los exhaustos que se encuentran aquellos que están en la primera línea de atención de pacientes Covid o que están más expuestos a contraer el patógeno, lo que llevaba naturalmente a que tengan prioridades.

Así fue que, poco antes de que finalice 2020, comenzaron las inmunizaciones aplicando el primer componente a intensivistas, auxiliares y técnicos que de alguna manera corrían más riesgos que otros agentes sanitarios, pero como siempre que nace la regla, se sabe que no viene sola y que la acompaña la excepción.

padre.jpg
El cura Rafael del Blanco agradeció haber recibido la vacuna contra el coronavirus.

En este caso, la singularidad favoreció al sacerdote Rafael del Blanco, que en sus redes sociales agradecía estar entre los primeros en recibir la aplicación de la Sputnik V, lo que le valió una serie de cuestionamientos porque, claro, no se trata de un trabajador de la salud, que se decía son los primeros en la fila.

‘Lo que se hizo fue solamente adelantar unas semanas la aplicación‘ , justificaba el director de Perrando, Daniel Pascual, asintiendo la discrecionalidad en particular y señalando que se trata de un paciente con comorbilidades, de continuo trato con pacientes Covid, que precisan la palabra del religioso, y responsable de oficiar misas en el principal centro sanitario.

post.jpg

Lo cierto es que más allá de que el exconcejal capitalino asuma la responsabilidad y diera a entender que el próximo paso es vacunar a los mayores de 60 años, por un lado Del Blanco tiene 57 años, por lo que no cabría aquí el factor etario sino sus enfermedades de base, sobre todo porque tampoco hay hasta ahora una fecha cierta de cuándo se inmunizaría a las personas mayores.

 

La indignación de quienes condenaron la arbitrariedad dejó correr otras historias vinculadas también con ‘favores‘ para estar inmunizados contra el patógeno que castiga al mundo.

 

Hay un personal del hospital que llevó a toda su familia, esposa e hijos, se vacunaron nueve de un mismo núcleo familiar‘, señala un médico del Perrando que prefiere resguardar su nombre.

Pascual aseguró que, fuera del caso Del Blanco, no existieron otros casos de aplicaciones a quienes no sean parte de la estructura sanitaria estatal, aunque admite que la dinámica de la campaña no permite controles para la salud privada que se vacuna en el hospital.

‘Nos remiten una lista y se actúa con buena fe, se pide el DNI para elaborar para el carné, pero si la persona no tiene se la vacuna igual‘ , agregó.

SIN PRIVILEGIOS

Rafael del Blanco expresó que su vacunación obedeció a que es parte del Consejo Provincial de Vacunación, y no a privilegio alguno como se apuntaba; pero lo cierto es que desde el gobierno nunca se señaló que las vacunas alcanzarían a quienes formen parte del espacio.

También se dejó entrever que próximamente el Ejecutivo publicaría una lista con las personas vacunadas para luego hacer una especie de convocatoria abierta con los remanentes que surgieron de aquellos que decidieron no aplicarse la dosis, que no ocurrirá en función de la escasa cantidad y la alta demanda de la vacuna.