Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199272
HISTORIAS URBANAS

Ustedes marcaron el cambio

Quizás no lo sientan, pero ustedes marcaron el cambio y de golpe el modo de estudiar y aprender.

Hace muchas décadas, cuando iban a las escuelas, los pupitres, así se llamaban los lugares que se ocupaban, bancos pesados con un orificio para poner un tintero. Se escribía con tinta.

Primero se aprendía las letras con lápiz y borrador y luego se pasaba a la tinta con unas lapiceras que tenían lo que se llamaban plumas. Era difícil, ensuciaban los dedos y las hojas, y sus puntas a veces se rompían. Por eso se usaba secante.

Luego vino la lapicera fuente, eran de distintos modelos, y uno podía elegir la que le gustaba se les cargaba la tinta, esa era la diferencia, o se las mojaba en un tintero. Las tintas eran negras o azules. Se usaba secante, muchas veces dejaban marcar en los dedos.

Como una revolución apareció la birome, y cambió el modo de escribir, porque la posición es de punta. Casi todos pudieron tener una birome. Estas no se recargaban ni se recargan. Ahora las hay de distintas formas colores y trazos.

Se usó siempre el papel, como ustedes. La diferencia que ahora, este año se vieron exigidos a usar medios informáticos y escribieron en computadoras, en tablets o celulares, tecleando. Sin ensuciarse los dedos, sin usar borrador sino una tecla, sin diccionario en libro, sino yendo a un buscador, si fueron prolijos, no necesitaron cajones para guardar, sino crear una carpeta en su computadora.

No serán consientes, pero la tecnología avanzó tanto que les facilitó la tarea.

Ahora tengan en cuenta que detrás de un celular, tablets o computadora esta una persona, y los errores son humanos. Esto también les exige ser prolijos y ordenados.

Como la historia de ustedes será así, si no lo aprendieron este año…tómenlo en cuenta porque si la profe les dice que No tiene esa tarea, y no está guardado el archivo, el documento… ¿cómo la reenviarán?

La atención, la concentración y la disciplina, seguirán siendo siempre importantes.

Que hayas aprobado las materias, pese al esfuerzo que tuviste que hacer.