Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/198290

Hazaña Tatengue en Ecuador: el sueño copero sigue vivo

Los santafesinos revirtieron la serie tras la 1-0 en la ida y con el 2-1 en Guayaquil avanzaron a octavos gracias al gol de visitante. 

La foto de la clasificación. Siempre el Cuqui Márquez.

Unión también tuvo su propia hazaña. El Tatengue no quiso ser menos que Lanús o Vélez, revirtió en Ecuador el duro revés que había sufrido en el encuentro de ida y se clasificó a octavos de la Sudamericana en una noche de ésas que no se olvidan. Contra un tibio Emelec y con un penal polémico que el Cuqui Márquez cambió por gol, los santafesinos, a pesar de que pocos apostaban por ellos, mantienen con vida su sueño copero.

Abrazo y festejo por continuar con el sueño copero en la Sudamericana.

Ojo, más allá de la bronca del local por la decisión del árbitro chileno Ángel Hermosilla de sancionar la pena máxima en una jugada discutible, los dirigidos por el Vasco Azconzábal tuvieron méritos de sobra para llevarse el triunfo de Guayaquil. Salieron intensos a atacar y rápido se pusieron arriba gracias a Marcelo Cabrera, la figura del conjunto argentino. Y no se conformaron: siguieron presionando en busca del segundo y generaron dos chances clarísimas de gol que desperdiciaron Troyansky primero y Cañete después.

Unión de Santa Fe le dio vuelta la serie al Emelec con goles de Javier Cabrera y del Cuqui Marquez de penal.

Sin embargo, el Tate debió pagar cara su falta de puntería en la definición y, en su mejor momento, quedó al borde de la eliminación: Facundo Barceló, ex San Martín de San Juan y verdugo en la ida, clavó el tanto del 1-1 y parecía que el esfuerzo de la visita terminaba siendo en vano.

Festejo en el vestuario del Tatengue.

Hasta que Wilmer Godoy cayéndose al piso tocó la pelota con la mano en el área (polémica pero sancionable), Hermosilla marcó penal y el Cuqui Márquez lo cambió por festejo santafesino y el pase a octavos. Un grito inolvidable para Unión, que sigue agregándole capítulos a su mejor actuación histórica en una competencia internacional. Ahora aguarda por el ganador de Bahía-Melgar. Permitido soñar.

Fuente: Olé.