Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/197531

Tensión en Miraflores por reclamos de comunidades aborígenes

MIRAFLORES (Agencia) – La localidad de Miraflores fue nuevamente epicentro de una serie de conflictos generados a partir del reclamo de familias originarias de la zona rural, que terminó con enfrentamientos con la Policía y una fuerte tensión social durante la siesta de este viernes.

5.jpg
Los acontecimientos se desataron frente al Municipio durante la siesta de este viernes. Hubo un efectivo policial herido, y ataques con diversos elementos

Los principales acontecimientos se desarrollaron en el Municipio local donde,  en primera instancia,  varias familias originarias de la zona rural le reclamaron al Intendente Jorge Frank por el avance de obras de electrificación rural en la zona del paraje Campo La China a familias criollas que están dentro del territorio que ellos reclaman como reserva aborigen; argumentando que el proyecto de extensión eléctrica tenía como destinos beneficiar a familias originarias de las etnias qom y wichí.  

2.jpg
Hubo un efectivo policial herido, los manifestantes atacaron con diversos elementos .

Luego se sumaron miembros del Consejo de Recuperación Territorial de los pueblos originarios de la localidad, circunstancia que tornó más tensa la situación y obligó la intervención de las fuerzas policiales a través del departamento de Infantería y de la Comisaría local. La fuerza policial trató de controlar la situación, utilizando gas pimienta tras forcejeos frente a la puerta del municipio, quedando como saldo un agente herido tras el impacto de una piedra. También, los manifestantes intentaron impedir el trabajo de un periodista local que llegó hasta el lugar para cubrir lo que estaba aconteciendo. 

FUERZA CRIOLLA

Integrantes de  la organización Fuerza Criolla también llegaron al lugar y según describieron la situación fue de mucha tensión. “La manifestación se tornó densa; incendiando neumáticos, abalanzándose sobre el cordón perimetral implementado en forma preventiva, arrojando todo tipo de elementos contundentes (cascotes, ladrillos,) arrojados por manifestantes de etnia originaria con manos y gomeras e intentando irrumpir de manera violenta el edificio municipal lo que obligó hacer uso hacer uso de escopetas provistas con cartuchos AT y gas pimienta  en la medida que resultó necesaria para disuadir misma, resultando lesionados personal policial oficial”, expresaron desde la organización. 

Tanto Fuerza Criolla integrada por pobladores de la comunidad criolla; como el Consejo de Recuperación Territorial de las comunidades originarias, vienen con una fuerte confrontación en los últimos años a partir de la disputa por las tierras que comprenden las 10 mil hectáreas, entre las cuales se encuentra gran parte de la población urbana de Miraflores.