Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/197316
García advierte que no existen sanciones por fiestas y manifestaciones

"Hay un gran ausente que es la Justicia"

En un día con récord de muertes por Covid-19 en la provincia, el subsecretario de Salud marcó la aceleración en el aumento de casos en Resistencia, de 70 promedio por día hace dos semanas a 170 en la actualidad. 

El subsecretario de Salud del Chaco, Atilio García Plichta aseguró que en la lucha por contener los contagios de coronavirus y reducir el impacto de la pandemia en el Chaco existe “un gran ausente, que es la Justicia”. De esa manera se refirió a la falta de accionar frente a fiestas clandestinas, reuniones sociales y manifestaciones en la vía pública, donde no existen sanciones “ni consecuencias legales” para sus organizadores. Son esos grupos, según confirmó, los que motorizaron el incremento de contagios en las últimas semanas. 

“Las medidas son de protección para que en esta semana y en la siguiente los casos no sigan aumentando; porque si seguimos así, los muertos se contarán por centenas”, advirtió el subsecretario García.

En diálogo con NORTE, el funcionario expuso una gran preocupación por lo que consideró como “un gran problema”, que es “aquel individuo que tiene la enfermedad y termina impactando en la sociedad” porque asiste a fiestas o reuniones. “Tenemos un sistema de salud que tiene un límite. Un aumento en el número de casos de coronavirus significa un aumento de las internaciones, lo que implica aumento en las terapias Covid-19, aumento de la letalidad y de la mortalidad. Por eso, las medidas que la Provincia toma son para prevenir la mortalidad y que ninguna familia sufra lo que sufrimos hoy por perder a un ser querido”, enfatizó. 

“Cada persona que convoca debe ser responsable”, marcó García al referirse, por caso, al nuevo banderazo a nivel nacional que se prepara para este lunes 12 de octubre, promovido por sectores de la oposición al gobierno y que tendrá, como otros, su réplica en Resistencia. “Si alguien convoca a juntar a más de 100 personas, debe tener un castigo. Está documentado que el aumento de circulación en un grupo de personas aumenta el riesgo de padecer una enfermedad. No es para amedrentar”, indicó. 

Por otra parte, el subsecretario destacó, entre las medidas sanitarias tomadas por el gobierno, la alarma sanitaria de 21 a 7, que tiene como objetivo “contener las fiestas clandestinas” y todo el movimiento nocturno “que ponen en riesgo al resto de la población”. “En esto, la Justicia nunca nos dio una mano. Así, se torna difícil combatir (este tipo de eventos) sin el brazo ejecutor, que es la justicia. No hay un fiscal que se acerque”, lamentó. 

Habló al respecto de “inobservancia” de la Justicia, ya que los medios de comunicación informan permanentemente sobre la existencia de múltiples fiestas clandestinas en las cuales interviene la policía, e incluso está vigente la medida cautelar pedida por la cartera sanitaria y otorgada por la jueza María de las Mercedes Pereyra para evitar aglomeraciones. “Si todas las alertas fueron dadas y no actúan es porque no quieren ver”, aseguró y dijo que “esto está impactando en la sociedad, en el número de muertes”. 

Récord de muertes 

“Hay once muertes en el día. Es un número que indica por qué las medidas se toman. Nunca nadie quiere llegar a esta cantidad de muertos y hoy (por ayer) lamentablemente como provincia lo alcanzamos”, resaltó, tras lo cual contó con pesar que uno de los fallecimientos del sábado fue de un familiar cercano: “Me tocó tener que dar consuelo a varias familias, y dar hoy consuelo a mi propia familia es más difícil. Es un dolor enorme”.  

Los fallecimientos –explicó- son de personas del grupo etario más comprometido: de más edad y con enfermedades de base. 

Por otra parte, dio cuenta de la aceleración del ritmo de contagios, ya que el promedio diario en Resistencia pasó de menos de 70 casos hace dos semanas a 170 en la actualidad. “Eso habla de un crecimiento exponencial”, alertó.

 

Las medidas son de protección para que los casos no sigan aumentando, porque si siguen así los muertos se contarán por centenas. 

 

“No podemos permitir la saturación”

“El aislamiento no es algo punitorio. No se busca privar a las personas de sus libertades sino al contrario, evitar enfermar a otras personas”, reafirmó el doctor García, y advirtió que “el 10% de las personas que tendrán la enfermedad terminarán internadas”. Es decir, si a la fecha existen 1008 casos activos en el Chaco, 108 personas serán ingresadas en centros hospitalarios en los próximos días por el agravamiento de la enfermedad en los próximos días. “Un 33% de quienes tienen más de 70 años y contrajeron la enfermedad, morirán”, mencionó, dando cuenta así de las estadísticas, pero también de una realidad comprobable. 

“Las medidas son de protección para que en esta semana y en la siguiente los casos no sigan aumentando; porque si seguimos así, los muertos se contarán por centenas”, advirtió el funcionario y sentenció: “Llegar a este punto (de saturación), como han llegado otras provincias, no lo podemos permitir como Ministerio de Salud y como Poder Ejecutivo”. 

“En el equipo de salud, en la Unidad Covid-19, en las terapias que no han parado de trabajar, el cansancio se siente. Si se sigue incrementando el número de camas ocupadas, el cansancio será mayor”, sostuvo, mientras recordó que la ocupación de las unidades de terapia intensiva alcanza al 40%. “Si sigue aumentando en números de casos, esto puede llegar al colapso rápidamente”, afirmó con preocupación.

“Las medidas son las que conocemos. Si uno pregunta por qué no hacemos como Suecia, hay que saber que los suecos no toman mate, no se saludan con besos, no se dan la mano. Es una sociedad muy distinta a nosotros en lo cultural. Las recetas que funcionaron son éstas y se hacen para evitar nuevos casos dada la fatalidad que genera la enfermedad”, trazó. 

“Para nadie es fácil tomar estas medidas. El gobernador viene trabajando con el equipo de Salud cada día. Maneja las estadísticas y el tema de los aislamientos de gran manera. Es una persona que adquirió una formación en epidemiología en corto tiempo. Tenemos un excelente capitán y un equipo de salud que ya pasó por dos pandemias, la de dengue y esta”, resaltó García. 

 

Me tocó tener que dar consuelo a varias familias, y dar hoy consuelo a mi propia familia porque falleció mi tío es más difícil. 

 

No se repetirá el escenario de marzo-abril

Para el subsecretario García, pese a la actual situación epidemiológica con aumento de casos, la provincia no volverá a un escenario como en el inicio de la pandemia en marzo-abril. “Hoy tenemos un circuito Covid-19, que por entonces no teníamos. En esos meses no teníamos sanatorios para internar a pacientes, y las muestras de hisopados iban a Buenos Aires, demorando varios días los resultados cuando hoy en 24 horas tenemos los diagnósticos y con la nueva tecnología, en media hora”, trazó.  

Esperanzas de mejora 

“No tengo la respuesta todavía”, indicó el subsecretario al contestar una pregunta sobre las perspectivas de evolución de la pandemia hacia fin de año. “Como es Navidad, tengo la mejor esperanza de que todo mejore”, sostuvo y sumó: “Es tan dinámica esta enfermedad que nos enseña algo nuevo todos los días y nos termina quitando también a seres queridos”.